Quantcast

Sálvame: la colaboradora que se ha quedado casi en la ruina

Los seguidores habituales de Sálvame habrán sido más de una vez testigos de la doble moral del programa. Especialmente en lo relativo a los temas económicos. El ejemplo más flagrante quizás fueron las críticas lanzadas por Kiko Hernández a David Broncano por las preguntas habituales que este lanzaba a sus invitados en La Resistencia, en las que pueden elegir entre responder a cuántas relaciones han mantenido en el último mes o cuánto dinero tienen en el banco. 

A Kiko Hernández no le gustaba nada que Broncano preguntas por el dinero, algo que considera muy comprometido. Totalmente indignado decía “»Me parece una indecencia, luego dicen de ‘Sálvame’, pero a mí me parece una indecencia preguntarle a alguien cuánto dinero tiene…» Y, sin embargo, no le parece indecente el trato que su propio programa da a una de sus colaboradoras como es Chelo García Cortés.

José Antonio Avilés saca a relucir de nuevo en Sálvame los problema económicos de Chelo García Cortés

La colaboradora de Sálvame que está casi en la ruina

La semana pasada, los problemas económicos de Chelo han vuelto a ser tema de conversación en Sálvame, Esta vez por una de las mentiras del colaborador de Viva la Vida José Antonio Avilés. Y es que Antonio Vega, el que fuera su supuesto novio de Avilés,  contó que Avilés iba diciendo que Chelo le había pedido 2.500 euros. Chelo no pudo contenerse y estalló diciendo que ella jamás le había pedido dinero a ese señor. Tuvo que salir del plató durante un rato para calmarse y a la vuelta explicó.

Me he roto porque la vida te lleva por unos derroteros que no buscas, y me molesta que se digan cosas que no son ciertas. Yo estoy haciendo mi trabajo, estoy haciendo mi programa y me he roto porque llevo una temporada que no lo estoy pasando bien, y lo estoy haciendo con la mayor dignidad posible». Además, comentó que va pagando su deuda poco a poco y que lleva nueve años sin poder disfrutar unas vacaciones: “No me lo puedo permitir y no pasa nada«,

Sin embargo, en Sálvame hay colaboradores que creen que tratan con delicadeza y gusto las cuestiones económicas.