Quantcast

Cerezas con merengue: la combinación perfecta con la que Arguiñano da la bienvenida al verano

Hacer un postre que combine de manera magistral cerezas y merengue sin muchas complicaciones, es un placer que solo Arguiñano nos puede presentar, de forma bastante sencilla tendrás lista en tan solo minutos una verdadera tentación al paladar.

Apenas llega el verano los sabores y colores aparecen por todos lados, las más deliciosas frutas toman un bello y fascinante color. Y es cuando justamente podemos aprovecharlas en todo su esplendor. El tomate se viste de un rojo brillante besado por el sol y nos permite preparar los más refrescantes y vibrantes gazpachos tradicionales. Y las cerezas… Oh, las cerezas nos invitan a comerlas de tan solo verlas.

Karlos Arguiñano sabe muy bien sacar provecho de las frutas de temporada y en esta ocasión nos deleita con unas cerezas bien rojas, dulces y brillantes acompañando un merengue que esta de lo más alocado.

Las cerezas con merengue de Arguiñano, una tentación que no te puedes perder

Cerezas con merengue: la combinación perfecta con la que Arguiñano da la bienvenida al verano

Karlos Arguiñano me ha dejado enamorada más que nunca con este sencillo postre que cualquiera puede hacer en unos pocos pasos. Necesitamos muy pocos ingredientes y eso sí, unas cerezas bien rojitas, dulces, carnosas y deliciosas, de esas besadas por el sol y que tienen un sabor y color embriagante. 

Conoce cuáles son los errores más frecuentes que cometemos al comprar cerezas y además aprende a distinguir cuáles son las más dulzonas.

Las cerezas son unas frutas divinas y muy nutritivas que destacan por su gran contenido de vitamina C, antioxidantes y por sus propiedades que contribuyen a mantener un óptimo estado de salud.

Ingredientes 

Ingredientes

Con esta cantidad de ingredientes, vamos a poder preparar este rico postre para cuatro personas. Si deseas elaborarlo para más personas, solo duplica los ingredientes y tendrás un resultado espectacular.

  • 400 gramos de cerezas rojas, maduras y brillantes
  • 3 claras de huevos frescos
  • 150 gramos de azúcar
  • 50 ml de agua
  • ½ cucharadita de zumo de limón
  • Hojas de menta

Primero, lo primero el merengue de Arguiñano

Claras

Arguiñano prepara un tradicional merengue italiano para preparar este rico postre, este merengue es muy utilizado para coberturas de tortas, bizcochos y especialmente tartas que se pueden flamear. 

El merengue italiano tiene la particularidad de quemarse o gratinarse de una manera muy fácil y rápida, por esta razón una vez listo el merengue, el montaje de este postre lo haremos en un dos por tres.

Para comenzar vamos a llevar a una olla el agua y el azúcar para que se vaya formando el almíbar. Mientras se comienza a formar el jarabe, vamos a separar las claras de las yemas. Para ello tomaremos un bol grande para añadir las claras y uno pequeño para reservar las yemas. Cascamos el huevo contra una superficie (Arguiñano nos recuerda que no sea el borde del bol) y procederemos a separar la clara vertiéndola en el bol grande.

Es importante no cascar el huevo directamente en el borde del envase contenedor de las claras o yemas, esto para evitar contaminación. Durante el verano recuerda extremar las medidas sanitarias al manipular huevo crudo.

Las yemas las puedes reservar en la nevera para utilizarlas de preferencia el mismo día preparando unos deliciosos huevos revueltos.

Montando el merengue, la cama de las cerezas

merengue

El secreto de Arguiñano para montar un merengue italiano perfecto es cocer el almíbar a fuego bajito por 5 minutos, retirar del fuego y dejarlo templar un poco. Conociendo este truco que nos da Karlos Arguiñano, sigamos avanzando.

Una vez que tengamos las claras en nuestro bol sin ningún tipo de suciedad o rastro de yema, vamos a comenzar a batirlas con el batidor eléctrico hasta que monten. Cuando veamos las claras montadas comenzaremos a verter poco a poco el jarabe o almíbar sin dejar de batir con el batidor eléctrico.

Mientras batimos las claras montadas junto al almíbar, añadiremos el zumo de limón y continuaremos batiendo hasta que el merengue esté frío.

Hagamos la cama de merengue para las cerezas

montaje

Cuando tengamos el merengue en su punto y frío, lo vamos a colocar en una manga de repostería. Lo siguiente que haremos será ubicar cuatro platos pequeños o fuentes que por supuesto deberán ser aptas para introducir al horno.

Con la ayuda de la manga haremos sobre los platos unas camas de merengue para las cerezas. Formaremos picos que se vean altos. Con el truco que nos dio Arguiñano para la elaboración del merengue, podemos estar seguro de que los picos quedaran perfectos y vistosos.

Tomaremos los platos en los que colocamos las camas para nuestras bellas y tentadoras cerezas y los llevaremos al horno precalentado. En este paso es importante que no nos apartemos del horno. Tal como te comentaba, el merengue italiano toma temperatura muy rápido, y lo que se quiere es que se doren solo un poco sus puntas, que termine con una apariencia gratinada pero delicada.

Cerezas con merengue, ensamblando el postre tentador de Arguiñano

Cerezas con merengue: la combinación perfecta con la que Arguiñano da la bienvenida al verano

Una vez tengamos listo el merengue gratinado es momento de ensamblar las piezas y tener listo este tentador postre de cerezas. Tomaremos las cerezas y las lavaremos y secaremos muy bien. Colocaremos algunas cerezas sobre la cama de merengue y tendremos listo este postre colorido y delicioso que nos ha enseñado a preparar Arguiñano en muy pocos y sencillos pasos.

Otro postre con este dulce fruto veraniego y que además es muy refrescante, son las cerezas jubilée, tienes que probarlo y disfrutar así del esplendor de las cerezas en su temporada más aprovechable.