Quantcast

Huevos revueltos: las claves para que salgan como a un chef profesional

Comer huevos revueltos es una de las formas más sencillas de consumir este versátil alimento rico en proteínas. Los huevos revueltos admiten cualquier ingrediente en su preparación y son una alternativa saludable, nutritiva y deliciosa a la hora de preparar un desayuno o cena de forma rápida.

Si bien su preparación es sumamente sencilla, la misma no está exenta de errores. Para comer unos huevos revueltos de impacto, estos deben ser cremosos y para nada secos. Conoce cuáles son los errores que debes evitar y las claves para que te queden como a todo un profesional.

Claves para tener huevos revueltos perfectos

huevos revueltos

Escoge huevos frescos

Quizás parezca algo repetitivo, pero para obtener huevos revueltos perfectos es necesario que estos estén frescos. De hecho en lo personal no conozco la primera receta que quede bien con huevos pasados. Al momento de cocinar lo mejor es optar siempre por ingredientes frescos y de calidad; a menos claro está que estés trabajando en una receta que requiera usar ingredientes fermentados. Ya sabes, clave número 1 huevos frescos.

Bate lo justo

Los huevos revueltos deben batirse el tiempo justo; incluso no es cuestión de tiempo, sino de integración. Un par de vueltas con un tenedor que una la yema con la clara y listo. De hecho lo más recomendable es no batir en absoluto antes de llevar al fuego y justo en ese momento mezclar.

Utiliza la sartén del tamaño correcto

Según el número de huevos que vayas a utilizar, escoge una sartén de mayor o menor tamaño.

Añade materia grasa

Añade a la sartén solo un poco de mantequilla o aceite, esto añadirá un poco más de humedad, sabor y textura a tus huevos revueltos.

Remueve de forma correcta

huevos revueltos

Una vez que los llevas a la sartén es el momento de cuidar todos los detalles; uno de los más importantes es sin duda la forma en que los cocinas. Con una espátula de madera o silicón, permite que se cocinen en los bordes y remuévelos hacia el centro, de esta forma garantizas la permanencia de los jugos dentro de los huevos revueltos.

A fuego lento quedan mejor

Nada de apurar al fuego cuando se preparan huevos revueltos, es mejor hacerlos con calma para que no queden quemados o excesivamente secos.

Sirve los huevos de forma inmediata

Debes tener en cuenta que para que queden cremosos, debes servirlos de forma inmediata. El calor residual de la sartén los seguirá cocinando mientras se mantengan allí, si te descuidas unos minutos resultaran secos así la sartén lleve rato apagado.

Llevan o no llevan leche

En cuestión de gustos, a la hora de comer cada quien tiene sus gustos. Los huevos revueltos no deberían contener leche porque esta cubriría el sabor de los huevos. Claro está, el añadir leche se ha convertido en un truco cada vez más difundido para obtener huevos revueltos cremosos, sin embargo si son preparados de la manera correcta, no será necesario. Los huevos revueltos no son un asopado, así que ojo con no excederte. 

Receta de huevos revueltos perfectamente cremosos

huevos revueltos

Para preparar este delicioso plato lleno de nutrientes y proteínas, necesitarás muy pocos ingredientes y el resultado será completamente seductor.

Ingredientes

  • 1 Cucharada de mantequilla o aceite de oliva virgen extra
  • 5 huevos grandes y frescos
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

1.- Lleva a fuego medio una sartén antiadherente con una cucharada de mantequilla o aceite de oliva virgen extra.

2.- Agrega los huevos a la sartén y comienza a reventar las yemas con la ayuda de una espátula de madera o silicón.

3.- Revuelve con suavidad de los bordes hacia adentro. Cuando observes que los huevos no están líquidos, pero si cremosos y húmedos, incorpora muy bien los trozos de huevo que van quedando hacia afuera y llévalos al centro.

4.- Con la ayuda de la espátula abre “caminos” entre los huevos para facilitar su cocción sin que se lleguen a secar demasiado.

5.- Una vez listos, retíralos del sartén de forma inmediata y llévalos a la fuente en que serán presentados. Este punto es sumamente importante; si por ejemplo, los dejas en la sartén mientras pones a tostar un pan, estos se secaran con el calor remanente presente en la sartén y quedaran muy secos.

6.- Agrega sal y pimienta a tu gusto y listo, a disfrutar de un cremoso desayuno, almuerzo, cena o merienda.

Un toque de creatividad

canapé con revoltillo de huevo
Improvisa ricos canapés con revoltillo de huevo

Los huevos revueltos son realmente versátiles. Atrévete a añadirles un toque de sabor con los ingredientes de tu preferencia. Para un vigorizante desayuno, añade panceta en cuadrados pequeños o jamón ibérico.

Si te encuentras compartiendo entre amigos unos tragos y no se te ocurre que hacer como canapé o tapa, simplemente toma unas rebanadas pequeñas de pan y llévalas a tostar, prepara unos cremosos huevos revueltos con la receta que acabo de compartirte, unta la rebanadita de pan tostado con mayonesa, alioli o mantequilla, coloca el huevo revuelto sobre esta y si deseas agrega perejil picado o trocitos de anchoas, tendrás una rica tapa en un dos por tres.

A la hora de prepararlos da rienda suelta a tu creatividad, este es el ingrediente principal. Puedes añadir chorizos, tomates, jamón, salchichas, anchoas, champiñones, espárragos, puerros o lo que desees. 

¡Esta deliciosa receta te permite combinar con todo!