Quantcast

Cómo ponerse las lentillas

Las lentillas son otra opción para aquellas personas que no desean usar gafas de pasta. Estéticamente, los conocidos lentes de contacto son mucho mejor visualmente, además que se adaptan a cualquier persona y pasan desapercibidas.

Pero así como tiene grandes beneficios, las lentillas también representan un problema al momento de usarlas. Pues es necesario cumplir con varios parámetros para colocarlas.

LEA TAMBIÉN: CÓMO ELIMINAR EL MAL OLOR DE LOS ZAPATOS DE VERANO

Así como hay lentillas para corregir y para ayudar en la vista a personas que padecen de astigmatismo u otros problemas oculares, también hay lentillas para ‘ocio’. Es decir, aquellas lentillas de colores extravagantes para usar con disfraces o utilizar simplemente por moda.

En este punto es necesario tener sumo cuidado, no solo porque se trate de lentillas para ocio, sino el cuidado que requieren. Es decir, no significa que por no ser correctivos tengan un procedimiento diferente.

Las lentillas correctivas como cualquier otra necesitan ser tratadas y colocadas de una forma correcta e higiénica. Pues de lo contrario los afectados solo seremos nosotros.

Lentillas, una opción actualizada para dejar los lentes de pasta

Lentillas, una opción actualizada para dejar los lentes de pasta

Debes conocer que hay varios tipos de lentillas dependiendo del problema que presentes. También como mencionamos, hay lentillas de ocio que son aquellas que venden para complementar con maquillajes.

Básicamente las personas que usan lentes de contacto tienen algunas ventaja como:

  • Permiten un campo de visión más amplio y natural.
  • Se puede tolerar una diferencia de más de tres dioptrías en cada ojo con el uso de lentillas.
  • No hay distorsiones laterales.
  • Son más cómodas para hacer deporte.

Sin embargo hay que dejar claro que también existen algunos riesgos y complicaciones sobre el uso continuado y poco responsable:

  • Queratitis.
  • Infecciones corneales.
  • Molestias por sequedad ocular u ojo seco.

Estos problemas surgen al mantener un uso indebido o no mantener una buena limpieza. Algunos especialistas no recomiendan el uso de lentes de contacto en personas alérgicas, con diabetes por su menor capacidad de cicatrización en la córnea, y/o en personas habituadas a manejar tóxicos o en ambientes con polvo que produzcan sequedad.

¿Cómo usar lentillas correctamente?

¿Cómo usar lentillas correctamente?

A continuación te muestro el paso a paso para colocarse las lentillas de forma correcta;

1- Con las manos limpias y secas, saca con cuidado la lentilla del paquete. Luego debes colocarlo en tu dedo y asegúrate de que está en el sentido correcto.

2- Con el dedo pulgar e índice de tu mano más diestra, sujeta firmemente el párpado superior hacia la ceja. Usa el dedo corazón de tu mano más diestra para bajar el párpado inferior, y usa el dedo índice para colocar con cuidado la lentilla en el ojo.

3- Una vez que la lentilla está en su sitio, mira a izquierda, derecha, arriba y abajo para permitir que la lentilla se coloque en su sitio. Luego suelta lentamente el párpado y parpadea. Listo. Repite en el otro ojo.

Puntos a tener en cuenta sobre la higiene y cuidado de las lentillas

, aunque estéticamente son mejores, requieren de mucho más cuidado. Pues un mal uso o suciedad que pueda caer en el ojo es peligroso.

También el uso de lentillas compradas en tiendas no autorizadas o bazares, pueden ser perjudiciales. Recuerda que estamos hablando de infecciones y enfermedades oculares. Así que sin importar si son correctivas o de ocio, es necesario que acudas a un especialista y adquieras las lentillas en los centros autorizados.

Ahora bien, como hemos mencionado, sin importar si son para miopía o lentillas para astigmatismo, todas requieren un cuidado diario mínimo que no debemos obviar. De ello dependerán nuestra salud visual y nuestro bienestar.

Tome nota

Tome nota
  • Antes de manipular las lentillas, es necesario lavarse bien las manos con agua y jabón neutro. Y cuidado al secarlas, los restos de pelusa de las toallas pueden adherirse a la lente y producir molestias.
  • Limpia las lentillas cada noche antes de guardarlas. Para ello, coloca las lentes en la palma de la mano, aplícales unas gotas de la solución limpiadora y frótalas muy suavemente sobre la palma con movimientos rotatorios.
  • Clócalas con cuidado en su estuche correspondiente con un poco de líquido conservante.
  • Limpia el estuche de forma regular y substitúyelo cuando lo veas deteriorado. Aunque limpiemos las lentillas de forma correcta, las celdillas de estuche tienden a acumular partículas de suciedad que pueden adherirse a las lentes.
  • Deja las lentillas en reposo toda la noche. Al día siguiente, tira la solución vieja y substitúyela por líquidos nuevos.
  • Nunca utilices agua del grifo para limpiar y conservar las lentillas. El agua doméstica suele contener bastante cal, lo que puede perjudicar a las lentes.
  • Guarda siempre las lentes en su estuche correspondiente. No utilices vasos ni recipientes de este tipo; los estuches están creado con una forma y materiales especiales que evitan la acumulación de suciedad y las bacterias.
  • Recuerda quitarte las lentillas cuando te bañes, ya sea en casa, en el mar o en una piscina.
  • Ten en cuenta las fechas de caducidad de líquidos y lentillas.