Quantcast

Pollo al horno: el truco para que se te dore la piel y la carne siga tierna

El pollo es una de las carnes más consumidas en España. Debido a su sabor, su valor nutricional y por supuesto su versatilidad, esta ave permite ser preparada de las más diversas formas. Su carne queda muy bien como sea que la prepares, bien sea frito al estilo KFC, a la parrilla, en sopa o al horno, esta carne blanca es un infaltable en la mesa.

De todas sus versiones, el pollo al horno es una de las más deliciosas y aunque su preparación luzca muy sencilla, puede darnos algunos problemas para obtener uno doradito por fuera y tierno y jugoso por dentro. Sin embargo, existen trucos para lograr el pollo horneado perfecto.

Sigue todos estos consejos y lo prepararás como todo un chef. 

Trucos para que el pollo al horno quede crujiente por fuera y tierno y jugoso por dentro

pollo

Elige bien el pollo

Ingredientes

El primer truco para comenzar a preparar con buen pie un rico y jugoso pollo al horno, es la mejor selección de ingredientes y en este caso el principal ingrediente es el pollo. Se recomienda usar pollos de granja o camperos cuando de su cocción al horno se trata.

Los pollos de granja tienen la piel amarilla, menos grasas y está alimentado de manera más saludable, así mismo, estará más fresco a la hora de hornearlo. Aun cuando es muy bueno, el pollo beneficiado es congelado y no es para nada fresco.

La temperatura del pollo

Otro truco importante es que debes sacar de la nevera el pollo y dejarlo a temperatura ambiente por lo menos 3 horas antes de iniciar su cocción. El ave no debe estar congelada al momento de sacarlo de la nevera. Siempre que vayas a descongelar un pollo u otro tipo de carne, opta por colocarlo en la nevera desde la noche anterior a su preparación para que se descongele poco a poco y en un ambiente frío, sin cambios bruscos de temperatura.

Temperatura durante el horneado

horno

La temperatura de cocción del horno no debe exceder los 180° C. La carne interna del pollo se cuece cuando la temperatura interna llega a 80° C aproximadamente, por lo que es mejor cocinar a un fuego medio. La cocción demorará más, pero se obtendrán mejores resultados, ya que si la temperatura es mayor la carne perderá los jugos y quedará seca y sin sabor.

La sazón

Marinado

La sazón es muy importante, ya que esta le aportará sabor al pollo y también resaltara un color dorado y atractivo a la vista. Se recomienda que se le coloque la sal y pimienta por lo menos con un día de anticipación. 

Así mismo, untar con suficiente aceite de oliva virgen extra el exterior e interior del pollo, ayudará a que tenga el tono perfecto y dorado que se busca. Al momento de salpimentar introduce los dedos entre la piel y la carne del pollo y salpimienta por allí también para que se absorba de manera uniforme el sabor por todo el pollo. Evita agregar la sal y pimienta minutos antes de hornear.

Con estos sencillos trucos tendrás el pollo perfecto, sin embargo recordemos el truco principal:

Untar con aceite de oliva virgen extra o mantequilla por dentro y por fuera.

Receta: Pollo al horno dorado y jugoso

pollo

Con esta receta darás en el blanco y obtendrás un delicioso manjar bien cocido, pero dorado en su superficie y jugoso en su interior. Un pollo realmente divino.

Ingredientes

pollo
  • 1 pollo entero de 1.5 a 2 kilos
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Romero 
  • Piel de 1 lima
  • Zumo de 1 lima 
  • 3 cabezas de ajo
  • ½  vaso de vino blanco
  • 250 ml de caldo de pollo

Preparación

pollo

1.- En una cazuela no muy grande coloca el pollo. La cazuela no debe ser demasiado grande para que durante la cocción se concentren los jugos.

2.- Vierte sobre el pollo un chorro de aceite de oliva virgen extra y con ayuda de un pincel de cocina o con las manos, imprégnalo completamente. El pollo debe quedar perfectamente cubierto con una fina capa de aceite de oliva virgen  extra.

3.- Una vez cubierto el pollo con una capa de aceite, añade la sal y pimienta masajeando toda la superficie.

4.- Cuando esté impregnado de manera uniforme de sal y pimienta, colócalo con la pechuga hacia arriba dentro del horno previamente precalentado a 180° C.

5.- Hornea el pollo por 1 hora aproximadamente.

6.- Mientras se hornea, en una sartén añade un poco de aceite de oliva virgen extra y cuece a fuego medio 3 ramas de romero y las 3 cabezas de ajo enteros. Cocina por 5 minutos hasta que el ajo se dore un poco.

7.- Añade el ½ vaso de vino, el zumo de 1 lima así como la piel de la lima y cocina por unos 5 minutos.

8.- Agrega los 250 ml de caldo de ave y deja todo al fuego durante 20 minutos, o hasta que observes que se ha reducido esta salsa.

9.- Una vez esté reducida la salsa, extrae las ramas de romero, las cabezas de ajo y la piel de lima y retira la sartén del fuego.

Últimos pasos

Pollo al horno: el truco para que se te dore la piel y la carne siga tierna

10.- Una vez transcurrida la primera hora de horneado, se retira del horno y se le añade la salsa bañándolo completamente.

11.- Continúa la cocción por 1 hora para que el pollo se hidrate y absorba los aromas y los sabores de la salsa.

12.- Al pasar la segunda hora de cocción retira del horno y verás como está dorado y crujiente en la superficie y tierno y jugoso por dentro.

Acompaña esta dorada y jugosa delicia al horno, con una espectacular ensalada mediterránea o un cremoso puré de patatas.
Si te gustan las preparaciones con pollo, no te puedes perder el placer de comer estas ricas alitas a la miel que están de impacto total.