Quantcast

El pasado más ‘digno’ de Belén Esteban antes de Sálvame

El reconocimiento que tiene hoy en día Belén Esteban ha sido gracias a Sálvame. Se ha convertido en su segunda casa, y la ha visto crecer en todos estos años. De hecho, le ha dado el título de colaboradora estrella. Y es que, cada vez que sale en las pantallas siempre se hace notar.

La Princesa del Pueblo es tan querida como odiada en la prensa del corazón. Es polémica, siempre da juego, aunque hay que reconocer que sus trabajos en los medios comunicación se los ha ganado a pulso.

Muchos creen que su fama no ha implicado sacrificios. Pero no es así, la exmujer de Jesulín ha tenido que luchar dignamente. Antes de ser famosa, tuvo que sudarse el sueldo trabajando como cualquier otro ser humano. Veamos todos los detalles de ese pasado que quizás desconocías.

En la cocina con Belén Esteban

En la cocina con Belén Esteban

Para ese entonces a Belén Esteban no la conocía nadie. En el año 1994, la actual colaboradora estelar de Sálvame ejerció funciones en un restaurante de comida rápida. Se tiene en cuenta de que había estado teniendo relaciones en anonimato, porque todavía no era un personaje conocido por la gente. Tampoco pensaba que podría serlo, ni dar ese salto enorme a las pantallas.

Pero motivada por un novio que tenía, esta pudo trabajar en una de las sucursales de McDonald’s. Pues sí, se ganó su sueldo de manera honrada atendiendo al público y preparando las órdenes que le llegaban al sitio donde preparaba hamburguesas antes de que la vida le cambiara para siempre.