Quantcast

Cómo frenar un coche si te has quedado sin frenos

Quedarse sin frenos en el coche a mitad de la vía puede ser una de las peores situaciones que se puedan vivir. De hecho el tema a nivel de frenos es algo que preocupa a todos los conductores, pues básicamente si algo falla el resultado es un accidente.

Por esa razón es que es importante que todo conductor haga revisión de frenos en el coche. Aunque es verdad que hay situaciones imprevistas, todo conductor debe realizar una respectiva revisión a fin de evitar incidentes.

Lea TAMBIÉN: CÓMO AHORRAR CON LA FACTURA DE LA LUZ

Aunque el fallo de frenos del coche mayormente tiene ciertos avisos que el conductor debe detectar. De esta manera atender las fallas y corregir de inmediato.

¿Cómo saber cuándo los frenos del coche andan mal?

¿Cómo saber cuándo los frenos del coche andan mal?

Hay ciertas señales que arrojan que algo no anda bien con los frenos del coche , por esa razón es necesario tomar en cuenta todas las señales a fin de evitar incidentes.

A continuación algunos avisos que puede arrojar el coche cuándo algo anda mal con los frenos:

  • El coche frena con menor intensidad. Es decir que no hay tanta fuerza para frenar. Puede ser indicio que queda poco líquido de frenos o que las pastillas estén desgastadas. Por lo general cuando esto ocurre, hay algunos sonidos extraños que dan a entender que los discos están deteriorados.
  • Frenos un poco duros. Cuando esto ocurre , siempre el conductor aplica mucha fuerza sobre el pedal del freno. Puede deberse a un desvanecimiento de los frenos por pérdida de coeficiente de fricción. Para estos casos se diseñaron las zonas de frenada de emergencia.
  • El coche frena de forma errada y pierde líquido. Esto puede ser consecuencias del mal estado de la bomba de freno.
  • Frenar y que el coche tienda a irse de un lado. Puedes verificar el tema de la presión, el desgaste y la alineación de los neumáticos. En caso que en estos puntos todo esté en orden, deberás revisar las pastillas de freno ya que pueden estar mal asentadas o que los frenos no estén ajustados de forma correcta.
  • Pedal de freno ligero. Probablemente sea aire en el circuito o que se esté quedando sin líquido de frenos. Y casi la última opción es la más viable.

¿Cómo frenar el coche tras quedarte sin frenos?

¿Cómo frenar el coche tras quedarte sin frenos?

Lo primero que debes hacer es mantener la calma y tratar de manejar la situación, así que en caso de quedarse sin frenos el coche ten en cuenta lo siguiente:

  • Debes dejar de acelerar.
  • No pierdas la vista de la carretera.
  • Mantener la calma y estudiar la situación.
  • Avisa al resto de conductores con las luces de emergencia
  • Pisa el freno repetidamente y de forma intensa para intentar aumentar la presión del circuito
  • Reduce marchas para que el freno motor retenga el coche.
  • Una ligera y al mismo tiempo continua presión en el freno de mano puede ayudar, pero debes hacerlo con cuidado y sin desespero.
  • Busca salir de la carretera de manera controlada, en zonas de frenado de emergencia o en el arcén para no implicar a terceros vehículos.
  • Estaciona en una orilla usando lugares arenosos o sitios con pasto abundante.

Bajo ninguna circunstancia tires el freno de mano de forma brusca y a elevada velocidad. Tampoco es recomendable que apague el motor, ambas acciones aumentarán el riesgo de sufrir daños.

Tome en cuenta

Tome en cuenta

Tome en cuenta que los frenos son un punto importante que debe ser constantemente monitoreado a fin de evitar incidentes. Por ello cambie a tiempo las pastillas de frenos que básicamente siempre son las que causan problemas.

No existe un periodo de tiempo exacto, o un kilometraje que indique cuándo se deben cambiar las pastillas de freno de tu coche. Todo dependerá del modelo y del uso que le des al vehículo, pues si lo usas mucho el desgaste de estas será mayor y por ende la vida útil de las pastillas se acortará.

Los expertos aseguran que lo más recomendable es revisar las pastillas de freno cada 20.000 kilómetros. 

Por otra parte, es necesario una revisión y cambio del líquido de frenos cuando sea necesario. Y es que cuando el líquido de frenos no hace su trabajo, y su temperatura se eleva o desciende rápido, podría causar daños en los frenos del coche.

Es por ello que es tan importante realizar los cambios de forma regular antes de que se llegue a desgastar. Generalmente se recomienda que el líquido de frenos se cambie al menos cada 2 años en caso de que no se haya presentado ningún problema con los frenos. También se recomienda hacer cambios cada 50.000 Km del coche.

Sin el líquido de frenos, el coche no podría detenerse cuando el conductor presiona el pedal del freno. Este líquido es una sustancia no comprimible que se encuentra dentro de las líneas de los frenos.

Es preciso destacar que este producto es fundamental para que los frenos trabajen a la perfección. Una correcta revisión y cambio a tiempo, garantizan seguridad y podrás evitar algún fallo durante la conducción.