Quantcast
jueves, 18 agosto 2022 4:05

Las promesas de Koeman a Laporta para seguir en el Barça (y las exigencias si se va)

Con los días pasando, hay un asunto en el FC Barcelona que todavía sigue dejando dudas y ese no es otro que la continuidad de Ronald Koeman. El neerlandés acabó la temporada tercero en LaLiga Santander, fuera en octavos de final de Champions League, derrotado en la final de la Supercopa de España y campeón de gran forma en la Copa del Rey. Al pintar el panorama así es claro que siendo el club blaugrana no es una buena temporada, pero puede catalogarse como una regular; porque llegaron a instancias finales y lograron alcanzar un título. Sin embargo, la realidad es otra muy sencilla, pues aunque hay barcelonistas que intentan tapar el sol con un dedo; algunos entienden la verdad y esa no es otra que ha sido una campaña mala para el club blaugrana, por eso es que el técnico está siendo muy cuestionado.

Al tener un título en las vitrinas a muchos podría parecer exagerado que se catalogue como mala la temporada cuando otros equipo no ganaron nada; pero la realidad es que hay formas de caer y la del Barcelona de Koeman fue pésima. Desganado fue superado por el Athletic Club en la Supercopa de España; en Europa fueron duramente humillados por un PSG muy superior; y en la Liga lograron levantar el nivel, en unos meses buenos que les alcanzaron para alzar la Copa del Rey, pero al final desperdiciaron la oportunidad de ponerse líderes y dejaron de competir de forma inexplicable, por lo que se descolgaron de la lucha por el título antes de que todo terminara. Joan Laporta tomó nota de todo y por eso sopesa muy seriamente traer un nuevo entrenador que lidere su proyecto; aunque el neerlandés todavía se muestre con muchas ganas de continuar.

Koeman pide que le dejen formar su equipo

Ronald Koeman, Barça, sujetan cabeza
El neerlandés quiere que crean en su criterio

Laporta piensa que es preciso renovar la plantilla del Barça, el problema es que duda que Koeman esté capacitado para eso; además de que parece que no quiere seguir con un entrenador heredado y quier comenzar su proyecto alguien de su entera confianza. Las dudas aumenta, pero el neerlandés ha mandado mensajes, incluso antes de finalizar la temporada, de que quiere quedarse en el club. “Después de la temporada es un momento oportuno para hablar. Yo quiero seguir, estoy contento, veo margen para mejorar cosas. Es un camino que no acaba esta temporada; hay datos impresionantes del equipo. Hay muchas cosas positivas, y decir que estábamos en el momento perfecto y que dos semanas después era horrible no es justo”, comentó en la rueda de prensa antes de enfrentar al Celta. Está claro cual es el deseo del estratega y eso no es otro que lo dejen trabajar.

“Para cualquier entrenador lo importante es poder trabajar en un club cuando tienes la absoluta confianza del club. Puedo y quiero seguir si es así”, agregó Koeman; aunque también puso otra carta sobre la mesa entre las condiciones que quiere para continuar al mando del conjunto blaugrana. Si Laporta lo ve conveniente y el neerlandés es el elegido para seguir al frente, no solo requiere de confianza absoluta; es decir que no se le cuestione ni se le esté buscando sustituto después de cada jornada, además de eso quiere al fin poder hacer el equipo. “Si podemos fichar a quien nosotros creemos que nos hace falta para dar otro paso, creo que pueden estar muy ilusionados con el equipo el año que viene”, explicó. El mensaje es claro: dejar que haga las contrataciones que sean necesarias para armar una escuadra a su conveniencia.

Una salida que le va a costar muy cara

Koeman Barça Busquets
Koeman no perdonará un centavo

A pesar de que la confianza que se tiene Koeman es máxima, la realidad es que en el club siguen temerosos por lo que pueda suceder con el equipo si él sigue a cargo. El nefasto cierre de campaña y el mal andar del equipo en general durante todo el curso deja muy tocada la credibilidad del neerlandés; más que nada porque hasta se considera una fortuna que la Copa del Rey llegara coincidiendo con ese espejismo que fue su buen juego, porque de acabar antes también se hubiesen quedado sin nada. Laporta se ha tomado sus días para decidir que hará con el banquillo de cara al próximo curso; no obstante eso no le gusta ni un poco al entrenador culé que piensa que se le está irrespetando. En la agencia de Koeman ironizan con su situación y dicen que ser plato de segunda mesa no le parece.

Si bien Laporta no lo descarta, el hecho de que no lo reafirme tampoco en el cargo lo hace dudar de que pueda continuar; por eso ya habría deslizado a sus allegados que no perdonará ni un centavo del finiquito que le deben dar si lo despiden. Todavía le queda un año de contrato y por eso deben llegar a un acuerdo con él para sacarlo, pero Koeman no está dispuesto a pactar nada y por eso pedirá que se le pague completo el año que le resta si lo mandan a la calle. Esas dudas o que se fiche al Kun Agüero sin consultarle a él, son señas de que no se está cumpliendo lo que él pidió; así que el final de su estancia puede estar muy cerca. En los próximos días se verá que sucederá en un Barcelona que tiene horas movidas.