Quantcast
jueves, 6 mayo 2021 7:02

Marc Márquez: así fue su aparatoso accidente y así se encuentra

El Mundial de MotoGP continúa su curso y con la cuarta carrera a la vista, todos esperan una buena actuación de Marc Márquez. El piloto de Repsol Honda encara nuevamente una temporada sobre su moto tras perderse casi todo el curso de 2020 por una lesión en su brazo que lo dejó en el dique seco por mucho más tiempo del que cualquiera hubiera esperado; de hecho, el catalán trató de adelantar los plazos en varias ocasiones y eso lo que hizo fue agravar más su lesión. Al final no ha sido hasta la carrera pasada, el Gran Premio de Portugal, cuando ha vuelto a sentir la emoción de cargar con la responsabilidad de competir sobre su moto. Su séptimo lugar lo coloca de nuevo en la vía de una recuperación tan esperada como comentada y ahora en el Gran Premio de España espera continuar con ese progreso.

Lo cierto es que poco a poco se espera observar al gran Marc Márquez, ese que luchará por conquistar su séptimo título en la máxima categoría del motociclismo. Sin embargo, las sensaciones van algo lentas, pues tras tanto tiempo de baja es entendible que su readaptación a la competición sea muy despacio. Con tantas expectativas generadas con su regreso, la verdad es que todos esperan que recupere su nivel lo más pronto posible y vuelva a luchar con todo en la MotoGP. No obstante, las ansias deben parar un poco, pues de cara a este GP de España se produjo un susto monumental con un accidente que tuvo el catalán que puso en vilo a todo el paddock. En los terceros entrenamientos que se produjeron en el circuito de Jerez, el mundo volvió a pararse para el piloto de Repsol Honda.

Marc Márquez asustó a todos

El catalán chocó contra la protección

Los corazones se paralizaron cuando en la séptima curva en Jerez de estos entrenamientos para la carrera en suelo español, el catalán llegaba a una velocidad de 180 Km/h cuando salió volando delante de su moto y sufrió una caída capaz de helar la sangre de hasta la persona más dura que se puedan imaginar. Pese a que recorrió un largo camino hasta la grava, ni esta pudo frenar un poco su gran velocidad; porque fue tal la magnitud del accidente, que igual impactó muy fuerte contra las protecciones de la pista después de deslizarse una buena parte del trayecto. Lo segundos se hicieron eternos, pues rápidamente todos retrocedieron hasta ese 19 de julio de 2020 en que el mismo circuito sufrió esa terrible lesión en su brazo derecho. Pese a que Marc Márquez se reincorporó poco a poco, todos se preocuparon mucho más al verlo tocarse su brazo derecho.

Con ese terrible impacto y lo severo de la caída, cualquiera se habría derrumbado en lo mental; porque los viejos fantasmas pueden aparecer para recordarle que precisamente fue en esta misma pista donde no solo se quedó fuera de la competición por casi un año, en lo que fue la lesión más terrible de toda su carrera, sino que además de eso lo ha hecho perder mucho tiempo y ritmo competitivo que justo ahora está luchando por recuperar. Las sensaciones eran inmejorables y ya se sabe que poco a poco es que irá cogiendo fuerza para comenzar a luchar por el título, si es que realmente podrá hacerlo esta temporada; pero con accidentes así solo se podrían retrasar las cosas. El riesgo de una recaída es alto, aunque también es peligroso que sucedan cosas así, pues en lo mental podría jugarle una mala pasada.

Un alivio recorrió el cuerpo de todos

Márquez pudo levantarse tranquilamente

Si bien la caída fue en extremo aparatosa y el susto se extendió en todo el equipo de Repsol Honda, las cosas se aliviaron un poco cuando el propio Marc Márquez se levantó por sus propios medios para dirigirse al box; aunque con esos signos de dolor en su brazo que asustaron a más de uno. No obstante, todo parece que se quedó en un susto; porque tras regresar caminando lo primero que hizo fue ir al centro médico, junto con el doctor Ángel Chartre, que es el máximo responsable médico de la MotoGP, para determinar el alcance de lo que le había sucedido. Como para dar a entender que la cosa no había pasado a mayores y que todo había sido más sensacionalista de lo que en realidad pasó, el mismo piloto se montó en su scotter con el médico y fueron a que lo revisaran.

La tranquilidad ya parece ser su mantra, debido a que al ser cuestionado sobre lo sucedido al salir de la revisión respondió para DANZ: “Está todo bien, sólo un susto”. Dado el prontuario que tiene el mismo Marc Márquez de dejar de lado lo que realmente le sucede, ni su equipo ni el cuerpo médico de la MotoGP quisieron correr riesgo y por eso lo trasladaron al hospital de Jerez para hacerle unas tomografías; de esta forma se cerciorarían de forma más precisa si tenía algún problema o no. “Tiene una gran contusión cervical y en la espalda, y prefiero hacerle un test de control”, explicó Chartre. Al final, todo ha quedado en un susto; porque el catalán fue declarado apto para competir el resto del fin de semana, así que seguirá tratando de encontrar ese ritmo perdido justo en la misma pista que lo perdió.