Quantcast

Cómo limpiar una piscina con el agua verde

Toda piscina necesita mantenimiento para, valga la redundancia, mantenerse limpia. Los procedimientos de higiene son necesarios para evitar que el agua se torne verde, turbia y desarrolle hongos.

Muchas veces y pese al buen mantenimiento, en un descuido tenemos una piscina sucia y con colores nada agradables para el baño. Lo bueno es que no pasa nada, solo es necesario un buen mantenimiento y todo estará solucionado.

Lea TAMBIÉN: CÓMO ARREGLAR UN ENCHUFE

Mayormente el agua verde de una piscina es consecuencia del desarrollo de microalgas y este problema se soluciona de forma rápida y sencilla, limpiando y filtrando el agua. También añadiendo los respectivos productos específicos para mantenerla limpia.

Desde luego, es necesario el tratamiento del agua con alguicidas, floculantes o clarificantes, junto al análisis del ph. Todos son completamente necesarios para tratar el agua antes de utilizar la piscina. Recuerda que si el agua no es del tono adecuado no es recomendable bañarse, pues pueden existir bacterias en ella.

¿Por qué el agua de la piscina se pone verde?

¿Por qué el agua de la piscina se pone verde?

Tono desagradable y desde luego cero baño al notar el color verde de la piscina. Y es que este problema le puede suceder a cualquier persona que tenga una alberca en casa, un simple descuido y el color del agua puede ser hasta turbia.

Mayormente el color verde del agua de la piscina corresponde a la proliferación de las algas y este problema surge debido a varias razones. Puede ser por escaso mantenimiento o un mantenimiento incorrecto.

También puede ser ocasionado por la temperatura demasiado elevada del agua, una desinfección mal o insuficiente, productos no acorde a la piscina, entre otros casos. Lluvia o bote de bebida en la piscina.

El agua verde solo denota mala higiene, incremento de bacterias que generan el mal olor y por ende cero condiciones óptimas para un baño.

El crecimiento de algas en la piscina también está relacionado con el sistema de tratamiento del agua o el sistema de filtración. Lo que debes tener en cuenta es que el desarrollo de las algas no se debe a una sola causa, sino que es una combinación de factores que favorecen su crecimiento.

Si notas que en la piscina están creciendo algas, lo primero que hay que hacer es dejar de usar la piscina. Ya que es posible que este crecimiento vaya acompañado de un aumento de las bacterias.

¿Cómo solucionar el problema del agua verde?

¿Cómo solucionar el problema del agua verde?

Ahora bien, luego de detectar el problema, continuaremos con las soluciones rápidas y sencillas para dejar la piscina en óptimas condiciones.

Limpieza del fondo

Este primer paso consiste en dar comienzo con la limpieza manual para quitar los depósitos y algas acumulados en el fondo de la piscina. A continuación te muestro los pasos a seguir de forma correcta:

Lo primero es usar la red para el fondo para sacar el máximo de suciedad.

Luego debes pasar la escoba de vacío manual, esto evitará la suspensión de depósitos. Debes saber que hay dos opciones; uno es hacerlo a través del sistema de filtrado. Y la segunda opción es con un sistema llamado Ventury.

En este caso el agua sucia que tengamos se envía al desagüe, lo que comporta una reducción del nivel del agua y los skimmers necesitan de ella. De esta manera se deberá llenar la piscina con agua limpia. Recuerda que debes vaciar la cesta del prefiltro de la bomba porque justamente en esta se acumula suciedad.

Por último debes pasar un cepillo de pared, que te ayudará a terminar la limpieza de la piscina.

Tratar el agua

Tratar el agua

Posteriormente, el paso será tratar el agua. En este proceso eliminaremos por completo el agua verde de la piscina y dejaremos el característico color azul. Para poder realizar este tratamiento es necesario utilizar químicos de desinfección.

Antes de empezar, debes tener en cuenta que hay que comprobar la limpieza y eficacia del filtro y que tenemos el ph equilibrado (entre 7.2 y 7.6).

Ahora para lograr la desinfección de la piscina, puedes usar diferentes químicos. Ten en cuenta que el peróxido de hidrógeno está prohibido y si no deseas manipular ningún químico siempre puedes llamar a los expertos de ello.

En otros casos, puedes hacer uso de cloro y causar el efecto de cloro de choque. Este hace que la desinfección del agua sea mucho más rápida. Esto pasa porque el nivel de cloro útil incrementa y genera una mayor eficacia en la eliminación de la suciedad.

Así que elegir la dosis adecuada dependerá del volumen de la piscina y el estado en el que se encuentre el agua. Recuerda leer las instrucciones del fabricantes.

¿Cómo hay que emplearlo?

1) Llenar un cubo de agua de unos 15 litros con agua de la piscina y después verter el químico.

2) Remover la mezcla para la disolución.

3) Verter el contenido en una boquilla de retorno del filtro de nuestra piscina. Hay que evitar que se vaya al fondo.

Luego, sólo tendrás que esperar al menos unas 8 horas antes de utilizar tu piscina.