miércoles, 21 febrero 2024 19:41

Jugadores que tienen su puesto asegurado en el Barça con Koeman

El Barça de Koeman se encuentra en un momento donde todo se mira con lupa, más viendo que su situación se puede valorar como suficiente en una temporada donde han vuelto a sufrir más de la cuenta. Aún así, hasta el momento, los culés han sabido darle la vuelta a la situación con una campaña más confortable que lo reconocido en el curso anterior.

De hecho, a estas alturas los de Ronald Koeman siguen estando en la pelea de una liga que ni mucho menos se antoja imposible, sobre todo viendo el ritmo y rendimiento de equipos como el Atlético de Madrid, que han flaqueado más de la cuenta, y por el que los de Messi y cía. están sólo a dos puntos de los líderes rojiblancos y a uno de los blancos. Ahora bien, ¿quiénes son para Koeman sus talismanes para el próximo año? Los repasamos.

Sergiño Dest, una apuesta personal de Koeman para el Barça (y para el futuro del fútbol)

Sergiño Dest Koeman Barça

Desde su peculiar aterrizaje en el Camp Nou Sergiño Dest lo ha tenido más fácil. El que más, parece. Pero la realidad nos dice que va mucho más allá. Esto es porque Ronald Koeman ya conocía a Dest antes de llegar al Barça de anteriores etapas.

Por ejemplo la de la selección holandesa que nunca surgió, ya que el jugador se decantó por vestir los colores de Estados Unidos (pese a las llamadas insistentes de Koeman). En esas, ahora el Barça, tiene en Dest un talento que gusta cada vez más a la afición.

Lo que lo ha hecho convertirse en una pieza muy del interés de Koeman. Sergiño, un joven estadounidense de 19 años, vino a tierras culés para comerse el mundo. Ya se hizo notar en holanda, donde se consagró realmente como una apuesta total de futuro.

Formado en la eternamente prolífica cantera del Ajax, con tan solo 19 años se ha ganado con creces que se hable de él como de unos los carrileros con mayor proyección de cara a la próxima década. Sus cabalgadas pegado a la cal son toda una pesadilla para los rivales, y bien valen para el símil animalístico mediante el que se puede aseverar que nos encontramos ante un auténtico pura sangre. Y es ahí donde Koeman lo ve como un intocable para su juego en el FC Barcelona.