Quantcast

BBVA prevé que la economía crezca un 5,5% este año

BBVA Research ha mantenido su previsión de crecimiento del PIB para este año en el 5,5% y en el 7% en 2022, aunque considera que si los contagios por Covid se siguen limitando y se avanza en los planes de vacunación previstos por el Gobierno, «el sesgo de estas previsiones podría ser al alza».

Así figura en el último informe ‘Situación España’ de BBVA Research correspondiente al primer trimestre del año y presentado este jueves telemáticamente por el director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia; el responsable de Análisis Económico de BBVA Research, Rafael Doménech, y el economista jefe para España, Miguel Cardoso.

Sicilia ha destacado que tras el estancamiento del PIB en el último trimestre de 2020, la economía española ha vuelto a contraerse en estos primeros meses de 2021 «como consecuencia del deterioro observado en los indicadores sanitarios, tanto en España, como en el resto de la Unión Económica y Monetaria; la salida del Reino Unido de la UE, el impacto de la tormenta Filomena y el incremento observado en el coste de la energía».

BBVA Research espera que la economía se vaya acelerando durante los próximos meses y que vaya «de menos a más», registrando tasas de crecimiento elevadas a partir del segundo trimestre del año, favorecida por un entorno internacional con políticas de demanda ambiciosas, sobre todo en EEUU, por la llegada de los fondos europeos y por los avances en el proceso de inoculación de la vacuna en el país.

Por su parte, Doménech ha resaltado que hace tres meses presentaron unas previsiones antes de conocer el cierre del cuarto trimestre de 2020. «Esperábamos un estancamiento que se ha corroborado», ha añadido.

«Lo más importante en este arranque del año no es tanto cómo acabamos en 2020, sino el hecho de que hace tres meses nuestras previsiones apuntaban a que el estancamiento iba a continuar durante el primer trimestre y lo que hemos visto es que, por el deterioro de los indicadores sanitarios, la economía al final se ha contraído un 0,9%», ha resaltado.

De mantenerse la «incipiente recuperación del mes de marzo» y si no se implementan restricciones a la apertura y movilidad «más severas», el servicio de estudios cree que las estimaciones de crecimiento podrían ser mejores de lo estimado, «dado el fuerte repunte que podría producirse en el consumo privado, el aumento de la inversión en construcción y la aceleración de las exportaciones, tanto de bienes como de servicios».

ACELERACIÓN MÁS INTENSA TRAS EL VERANO

Doménech ha apuntado que prevén una recuperación de la economía del 1,3% en el segundo trimestre y una aceleración «más intensa» a partir del tercero por la campaña de verano. «Lo que perdemos en el arranque del año se ve compensado con la mejora en la segunda mitad de 2021», según ha añadido, tras apuntar que, no obstante, «todo el cuadro macro está sujeto a riesgos».

Según BBVA Research, el impacto positivo del nuevo paquete de impulso fiscal en EEUU, sumado al derivado de la suspensión provisional de los aranceles a Europa por parte de EEUU, podría suponer cerca de 1,2 puntos porcentuales de crecimiento a lo largo del bienio 2021-2022.

También cree que la aceleración de las compras de deuda del Banco Central Europeo y la relajación de las reglas fiscales permitirán que la política fiscal «continúe siendo expansiva».

LOS ERTES DARÁN CERTIDUMBRE A LOS SECTORES MÁS AFECTADOS

Para el servicio de estudios, la extensión de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y de las ayudas a autónomos dará certidumbre a los sectores más afectados por la crisis y permitirá continuar manteniendo puestos de trabajo y tejido productivo, que podrían reactivarse una vez que el sector servicios comience la recuperación final.

Además, ve «especialmente positivo» que buena parte del paquete de ayudas para pymes y autónomos anunciado por el Gobierno (11.000 millones de euros) se concentre en ayudas directas (7.000 millones de euros) y que sean finalistas y sectoriales, a la vez que se amplía el abanico de sectores beneficiarios respecto de los contemplados para los ERTEs.

Desde su punto de vista, el proceso de distribución de las ayudas, que se ha delegado a las comunidades autónomas, debe ser «transparente y basado en criterios económicos, atendiendo a la rentabilidad social de la inversión, lo que habrá que combinar con la agilidad y urgencia que requiere el momento que viven muchas empresas».

Respecto al plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, considera que debe servir para transformar la economía europea y española hacia una economía más digital e inclusiva y para reducir el déficit de competencias digitales que tiene la población española adulta española respecto al resto de países de la Unión Europea.

«Después de una crisis como esta y después de todos los esfuerzos fiscales, tendremos que ir preparando hacia futuro una consolidación fiscal que tiene que ser gradual y sostenida en el tiempo y que no puede poner en riesgo en absoluto la recuperación económica», ha resaltado Doménech.

VE INSUFICIENTES LAS MEDIDAS DE PENSIONES

Preguntado sobre las medidas que el Gobierno quiere aprobar en materia de pensiones, ha afirmado que las medidas son insuficientes, «aunque no se han presentado todas». «Nos parece importante que las medidas salgan con el consenso del Pacto de Toledo, pero siempre que eso tampoco suponga una limitación para resolver los retos a los que se enfrenta el sistema de pensiones en España en las próximas décadas», ha resaltado Doménech.

En esta línea, ha hecho hincapié en que el sistema de pensiones va a seguir siendo «una pieza central del Estado» y que lo que le gustaría es que las pensiones fuesen lo más elevadas posibles, que contribuyeran al desarrollo, bienestar y mejora de la economía española, además de que contribuyeran a la equidad intergeneracional.

No obstante, cree que ninguna de las propuestas que se han visto hasta ahora «van en la línea» de reducir el déficit actuarial y de avanzar de manera gradual hacia un sistema público de pensiones de reparto sobre la base de cuentas nocionales o individuales.

«Lo que sí nos preocupa es que se traslade el déficit de la Seguridad Social al Estado, porque con ello no estaríamos resolviendo el problema de sostenibilidad de pensiones y no lo estaríamos enfocando adecuadamente, sino que lo único que haríamos es trasladar el problema de una parte a otra», ha añadido, tras apuntar que preferiría ver otro tipo de reforma gradual del déficit.

Por otro lado, preguntado sobre la moratoria concursal, Doménech piensa que es un tema «especialmente importante» porque va a haber un aumento de los concursos en los próximos trimestres. «Hay muchos elementos que va a haber que trabajar para que no haya saturación en los juzgados, empezando por acuerdos preconcursales», ha añadido.