Quantcast
miércoles, 8 diciembre 2021 7:11

El fichaje de Koeman que Laporta no está dispuesto a hacer

El FC Barcelona que entrena Ronald Koeman aún sigue a la expectativa de lo que pueda suceder en LaLiga Santander y en la final de la Copa del Rey. A pesar del varapalo que supuso caer ante el Real Madrid en «El Clásico»; la verdad es que el conjunto culé tiene todavía posibilidades de llevarse un doblete que además de histórico, si sorprendería a más de uno que al principio de campaña no veía a este equipo capaz de ganar nada. Cierto es que el la falta de un juego reconocible, la ausencia de resultados y el juego irregular llevaron al Barça a caer en una especie de espiral en la que tardaron en salir. Sin embargo, el técnico neerlandés ha logrado traer de vuelta los goles y los buenos resultados; por lo que el equipo se ha ido rehaciendo poco a poco.

Si bien están los tropiezos de la Supercopa de España y de la Champions League; además de los errores ante el Real Madrid en los que Koeman tuvo mucho que ver, aún quedan esos dos títulos en juego, pues la final está muy cerca y será una revancha ante el Athletic Club; mientras que en Liga solo dos puntos los separan del Atlético de Madrid, que domina el certamen. La concentración es máxima, pero está claro que tanto el entrenador como el nuevo presidente del club, Joan Laporta, ya están preparando lo que será el equipo de la próxima camapaña. Aunque hay varias incógnitas por resolver, como la continuidad de Lionel Messi, por ejemplo; está claro que los fichajes dominan la atención de todos. No obstante, hay uno que se puede decir desde ya que Laporta ha descartado: el de Georginio Wijnaldum.

Wijnaldum no es muy del agrado de Laporta

El presidente azulgrana piensa que no llegaría en buen momento

Dentro del Liverpool, el neerlandés es una de las piezas claves en los esquemas de Jürgen Klopp; pero desde hace un tiempo que no se sabe nada de su renovación y desde el verano pasado son varios los clubes que alegan que el mediocampista ya tendría decidido que quiere salir de la Premier League y probar nuevos destinos. En ese sentido parecen que tiene mucha razón, pues sigue sin dar señales de querer permanecer en los reds y clubes de la talla del PSG, Inter de Milán y Bayern Múnich se han fijado en él; sin embargo, ninguno ha estado más cerca ni más dispuesto a ficharlo que el Barcelona. Koeman lo conoce muy bien dado que lo dirigió en la selección de Países Bajos; por lo que tiene claro que sus cualidades se amoldarían muy bien al conjunto azulgrana.

Con ese panorama, el técnico neerlandés trató de contratar a su compatriota el verano pasado; pero ya sea por la falta de dinero, ocasionada por la deuda del equipo, o por la cláusula en el contrato de Coutinho, en la que dice que el Barça no fichará a nadie del Liverpool por unos años, la cosa es que no pudo hacerlo. En este próximo mercado quiere ir con todo par contratarlo, pues saldría gratis; no obstante, el gran obstáculo de esta contratación sería el propio presidente del club. Laporta ve a Wijnaldum como una nueva versión de Pjanic, pero que llegaría gratis; por eso a diferencia de Koeman, no lo quiere. El mandatario opinaría que su mejor momento ya pasó y que ya con 30 años solo taparía el progreso de un jugador como Ilaix Moriba que va a más; además, la continuidad de Koeman estaría en duda.

Un puesto de técnico que seguiría en juego

Barcelona
Koeman deberá esperar para ver si continúa en el equipo

Pese a que hace poco se comentó que Laporta estaba más de acuerdo a contar con Koeman de cara a la próxima campaña, para darle más equilibrio al club, porque eso podría contentar a Messi que vería más estabilidad y por el buen trabajo que estaba haciendo el neerlandés; pero tras el parón de selecciones las cosas se han enfriado mucho. Varios medios destacan que lo sucedido ante el Valladolid fue un aviso y lo que pasó ante el Real Madrid confirmaban las dudas, que ahora el equipo podría mantenerse a flote, pero a la hora de la verdad no respondería. En cada uno de lso partidos grandes del equipo azulgrana esta campaña, salvo el duelo contra el Sevilla, si se quiere ver como complicado, en todos los demás han palmado; eso sin contar que en la Champions salieron demasiado temprano y ese 1-4 de la ida fue muy humillante.

Ahora el futuro de Koeman dependerá de lo que pueda hacer con estos dos títulos que están en juego; porque tal vez pueda obtener la Copa del Rey, si bien hasta los mismos jugadores azulgranas lo dudan; pero la batalla más difícil será en la Liga, pues tanto el Atlético de Madrid como el Real Madrid están por delante y tienen la ventaja. Con ocho jornadas por delante deberán darlo todo para levantar ese doblete que le daría la continuidad segura; algo menos que eso lo pondría prácticamente con un pie afuera. Los fichajes en estos momentos están pasando más por la dirigencia de Laporta que por el entrenador neerlandés; aunque ya sabe que así se quede no parece que Wijnaldum será una opción con la que pueda contar.