Quantcast

Del éxito a ser vetado: ¿qué fue de Carmelo Gómez?

En este artículo vamos a ver un viaje que resulta algo agridulce, el que llevó a este actor del éxito a ser vetado, ¿qué fue de Carmelo Gómez? Si mencionamos el nombre de Carmelo Gómez, es probable que muchos de los que ya eran algo más mayores le recuerden, pero si se lo mencionamos ahora a alguien más joven seguro que no reaccionará igual que si mencionamos a Miguel Ángel Muñoz. Lo cierto es que Gómez ya no es el mismo actor que fue en la década de los 90 o en los 2000, incluso tampoco en el ámbito personal.

Saltó a la fama como un actor reivindicativo y sin pelos en la lengua en los años 90, cuando triunfaba como un tándem junto a Julio Médem en películas como Vacas o La ardilla roja o junto a José Luis Garci en Canción de cuna. Al llegar los 2000, sus apariciones en el cine y la televisión empezaron a decaer. ¿Por qué?

Veamos algo más sobre Carmelo Gómez:

Carmelo Gómez

Carmelo Gómez

Hijo de campesinos y criado en el campo, Carmelo Gómez nació el 2 de enero de 192 en Sahagún, León. Según cuenta, creció recolectando remolacha, cereal y alfalfa, y siendo todavía un niño, fue enviado a un internado al que le costó bastante adaptarse.

Cuando tuvo la edad suficiente para independizarse, Gómez se trasladó a Salamanca y empezó a desarrollar una gran pasión por el teatro. Varios años después, se mudó a Madrid e ingresó en la Escuela de Arte Dramático y fue admitido en la Compañía Nacional de Teatro Clásico. A finales de los 80, concretamente en 1986, Carmelo Gómez empezó su trayectoria cinematográfica por todo lo alto y con una de las películas españolas más míticas, El viaje a ninguna parte, de Fernando Fernán Gómez. Dos años después, en 1988, Gómez participó en la famosa película Bajarse al moro, de Fernando Colomo.