Quantcast

¡Irresistible! Cómo hacer un bacalao con tomate tan rico que tardes segundos en comerlo

El bacalao con tomate es uno de los platos más tradicionales de nuestra gastronomía, muy habitual en el menú familiar de muchas casas y es que es una forma estupenda de cocinar este pescado, muy sencillo de elaborar y que queda delicioso.

Fácil de conseguir

Fácil de conseguir

El bacalao es un pescado fácil de encontrar durante cualquier época del año ya sea fresco, congelado o en salazón y suele gustar mucho a toda la familia.

El Bacalao Salado

El Bacalao Salado

El bacalao en salazón comenzó a popularizarse en el sur de Europa a través de Portugal, donde el pescado sigue siendo el plato nacional por excelencia, sobre todo para la temporada navideña.

En el siglo IX los vikingos intentaron varias veces conquistar la península ibérica a través de su costa occidental –llegando incluso a invadir Sevilla en el año 844–, pero ya en siglo X, viendo que no había manera, empezaron a comerciar con los lusitanos, vendiéndoles bacalao a cambio de sal.

A la hora de usar el bacalao seco es crítico su proceso de desalado, imprescindible para utilizarlo en cocina. Durante siglos, el bacalao salado se elaboró abriendo el pescado, salándolo, y dejando que se secara durante varia semanas sobre rocas o estantes. En la actualidad, no obstante, se cura a fondo durante 15 días, saturando la carne con sal (hasta un 25 %), después de lo cual se mantiene sin secar durante varios meses.

¿Cómo preparar el bacalao salado?

¿Cómo preparar el bacalao salado?

A la hora de usar el bacalao seco es crítico su proceso de desalado, imprescindible para utilizarlo en cocina. Generalmente se suele decir que hay que mantener el pescado en remojo durante 48 horas, cambiando el agua cada 12.

¿En qué recetas usar el bacalao desalado?

¿En qué recetas usar el bacalao desalado?

Todas las recetas tradicionales de bacalao (tanto las españolas como las portuguesas), están pensadas para elaborarse con su versión en salazón, que es la única que existía.

Otras elaboraciones clásicas, como el bacalao al pil pil, directamente no salen bien con bacalao fresco, pues esta variedad no concentra el suficiente colágeno como para que ligue la salsa.

Estas son las mejores recetas en las que usar bacalao desalado:

  • Patatas con bacalao
  • Esqueixada de bacalao
  • Bacalao con tomate
  • Bacalao con sanfaina
  • Bacalao dorado

Bacalao fresco: un bocado con mucho potencial

El bacalao fresco se comercializa en España desde hace ya 25 años, pero no ha sido hasta la última década cuando ha comenzado verdaderamente a popularizarse.

En su propagación ha sido decisivo el sello de garantía Skrei, la marca comercial con la que Noruega etiqueta los mejores ejemplares de bacalao, que se destinan al mercado en fresco.

Durante los inicios de su comercialización el producto solo llegaba a los mejores restaurantes, pero hoy se encuentra en muchas pescaderías en torno a los 8 euros el kilo, lo que lo convierte en un pescado muy asequible.

Hablemos del tomate

Hablemos del tómate

Aunque están disponibles en el mercado durante todo el año, la temporada de tomates, es decir, su mejor época de consumo, tiene lugar entre los meses de agosto y octubre.

En estos meses se produce a la intemperie (sin uso de invernadero) en España uno de los que está considerado como mejores tomates del mundo, el tomate rosa.

Información nutricional del tomate

(por 100grs)

El tomate es rico en vitaminas C y A, y muchos minerales como el fósforo, hierro y calcio. El tomate también tiene un alto contenido en carotenos como el licopeno.

Es antioxidante y previene enfermedades como el cáncer. Ver todos los minerales, vitaminas. Aunque cada tomate tiene ciertos cambios por la forma en la que fueron cosechados, así como también depende del tipo de tomate

Tomates perfectos para cocinar

De un sabor más suave en cuanto a acidez y azúcar, ayudan a potenciar el sabor de los platos. Las variedades como el tomate en rama, perfecto para elaborar gazpachos, salsas, salmorejos o para disfrutar a la plancha y hornear. También puedes untarlo y preparar el famoso pan con tomate (pa amb tomàquet).

10 Ingredientes

10 Ingredientes
  • Trozos de lomo de bacalao fresco o desalado
  • Harina
  • 400 gramos de tomate triturado
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Aceite de oliva virgen o virgen extra para freír

¿Cómo hacer bacalao con tomate?

Ponemos en una sartén o cazuela un poco de aceite de oliva virgen extra y freímos los ajos picados. Añadimos el tomate, el azúcar y los cominos y dejamos que se cocine todo hasta que el tomate esté frito, unos 30 minutos más o menos.

Enharinamos los lomos de bacalao y los freímos en una sartén con aceite de oliva virgen o virgen extra para freír. Cuando estén, los sacamos y dejamos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de grasa. Incorporamos el bacalao a la salsa y dejamos cocinar todo junto unos diez minutos. Sólo queda servir este riquísimo.

Consejos para cocinar bacalao con tomate

Si compramos bacalao en salazón debéis tenerlo en agua unas 48 horas, cambiando el agua varias veces, para desalarlo.

Podéis utilizar bacalao congelado ya desalado, en este caso tendréis que sacarlo del congelador el día anterior y pasarlo al frigorífico para que se descongele poco a poco.

Secad muy bien el bacalao antes de freírlo.

Comprobad con detenimiento que no se quede ninguna espina en el bacalao, son muy grandes por lo que se ven fácilmente.

Si hacéis bacalao con tomate en época de tomate, no dudéis en utilizar tomates y rallarlos. Si por el contrario lo hacéis en otro momento, no es mala idea recurrir a una lata de tomate triturado.

Se le puede añadir al tomate frito hierbas aromáticas como albahaca o especias a vuestro gusto. Si se animan a probarlo con una pizca de canela.

El bacalao con tomate se puede cocinar en la víspera, incluso está mejor, por lo que es una forma estupenda de consumir pescado incluso es una receta perfecta para ser trasladada, así que podría servir de almuerzo para la oficina.