Quantcast

Qué es la carne celular

Hablamos de carne celular cuando se cultiva carne producida por cultivo in vitro de células animales, en lugar de animales sacrificados.

Los diferentes tipos de células (músculo, grasa, sangre, conectivo, etc.), que se cultivan en biorreactores, se «alimentan» de nutrientes y factores de crecimiento. Aplicable a todas las especies animales.

CRÍA DE GANADO Y CARNE CELULAR

Se estima que el 14% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo provienen de la cría de ganado, y las preocupaciones éticas abundan en las diferentes etapas de la producción ganadera (por ejemplo, exportaciones de animales vivos, prácticas de matanza, uso de hormonas).

Las implicaciones para la salud también están involucradas en el consumo de animales, desde el nuevo coronavirus hasta las enfermedades no infecciosas causadas por el consumo excesivo de grasas animales saturadas.

La investigación de vanguardia en alternativas a la carne de granja ha visto a varias empresas de tecnología de nueva creación que prometen llevar alternativas al mercado a partir de 2022.

Las alternativas a la carne de granja, como la carne celular, pueden ser una palanca importante para alentar a las personas a comer menos carne, pero hay una igualdad, si no más, la urgente necesidad de que los reguladores delineen un marco claro para tales alternativas.

¿QUÉ ES LA CARNE CELULAR?

La carne se define en la mayoría de los marcos regulatorios alimentarios nacionales, sin embargo, las alternativas a la carne celular desafían estas definiciones tradicionales a pesar de ser teóricamente productos “biológicamente equivalentes” a las versiones ganaderas.

Las alternativas a la carne de granja tienen muchos nombres, como carne limpia, carne cultivada o carne celular. Estas alternativas pueden ser de origen animal o vegetal. Las alternativas a la carne a base de plantas ya están en el mercado.

¿POR QUÉ CULTIVAR LA VACA ENTERA, SI PODEMOS CULTIVAR UN TROZO DE CARNE A PARTIR DE SUS CÉLULAS MADRE?

Esa es la premisa de la carne a base de células o carne celular. Al igual que la carne de origen vegetal, la carne de origen celular tiene como objetivo abordar los problemas ambientales y éticos de la producción de carne animal.

Si bien la carne de origen vegetal ha estado en el mercado durante muchos años, aún queda por lanzar la carne de origen celular. En este artículo, discutiremos los desafíos y oportunidades de esta carne cultivada en términos de costo de producción, aceptación del consumidor y regulaciones.

Un costo de producción alto pero decreciente de la carne a base de células

El costo de producir carne celular se ha reducido drásticamente en los últimos años. Mientras que una hamburguesa de carne a base de células habría costado 1,2 millones de dólares la libra en 2013, una estimación de Aleph Farms a principios de 2019 es 10000 veces menor a 100 dólares la libra.

La mayoría de los costos variables en la producción de proteínas a base de células provienen de los medios de cultivo celular, siendo el componente más costoso el suero animal.

El suero animal proporciona a las células en crecimiento oligoelementos y factores de crecimiento esenciales. Si bien se encuentran disponibles sustitutos de suero no animal, generalmente tienen formulaciones patentadas y son aún más costosos.

Qué es la carne celular
Qué es la carne celular

En cuanto a esto, las asociaciones sinérgicas entre los fabricantes de medios de cultivo celular y de proteínas de base celular son una estrategia obvia para reducir el costo. En 2018, Merck KGaA, una importante empresa de ciencias biológicas, invirtió en Mosa Meat.

A principios de 2020, Nutreco, un actor mundial de alimentos para animales, también invirtió en Mosa Meat. Dado que el mercado de alimentos para animales es más maduro en comparación con la producción de medios de cultivo celular y de carne a base de células, se espera que la asociación traiga a la mesa la experiencia en la cadena de suministro y fabricación global.

DESARROLLOS PROMETEDORES EN LA ACEPTACIÓN DEL CONSUMIDOR

Una encuesta de consumidores reciente mostró resultados muy positivos para los mercados asiáticos: el 59,3% de los consumidores encuestados en China y el 48,7% en la India tenían «muy o extremadamente probabilidades» de comprar carne celular, mientras que sólo el 29,8% en los EE. UU. Lo haría.

Dadas las diferencias sustanciales en la aceptación del consumidor entre los mercados, la decisión sobre qué mercado geográfico lanzar primero podría afectar el impulso del lanzamiento.

Las narrativas de los medios también pueden tener un impacto inmenso en las percepciones de los consumidores. Si las etiquetas negativas como «Franken (stein) -meat» se vuelven prominentes, la receptividad hacia la carne de origen celular podría disminuir.

Sin embargo, no existe consenso ni de la industria ni de las autoridades reguladoras sobre la etiqueta apropiada que se debe usar.

Hemos utilizado el término «carne a base de células» en este artículo, pero también se han propuesto términos alternativos como «carne cultivada», «carne limpia», «carne no sacrificada» y «carne cultivada en laboratorio».

Debido a las diferencias en los contextos culturales y lingüísticos locales, una etiqueta diferente podría ser apropiada en cada mercado.

En culturas con leyes dietéticas religiosas estrictas, las reglas religiosas poco claras o negativas sobre la carne celular puede ser una barrera adicional para la aceptación. No obstante, los recientes pronunciamientos religiosos sobre la carne a base de células han sido prometedores.

Qué es la carne celular
Carne celular

En 2018, los eruditos islámicos en Malasia declararon que si la célula inicial se obtuvo de un animal sacrificado halal y no se cultivó en medios derivados de animales, la carne resultante a base de células se consideraría halal (permitida según la ley islámica).

Esto podría abrir el mercado mundial de carne halal de 700.000 millones de dólares a los productores de carne celular.