Quantcast

Qué es un TAC con contraste

La Tomografía Axial Computarizada (TAC) es un examen de diagnóstico que se realiza mediante imágenes, las cuales ayudan a detectar algunas enfermedades en los órganos internos. Generalmente se suele recurrir a este tipo de pruebas para poder determinar el origen de algún dolor u otros síntomas que no poseen una explicación, como las lesiones internas u hemorragias. La exploración por TAC es un procedimiento rápido, indoloro, precisa y no es invasiva.

Funcionamiento de un TAC

Funcionamiento de un TAC

La Tomografía Axial Computarizada o TAC es un examen médico para el diagnóstico mediante imágenes, el cual funciona de manera similar a los Rayos X tradicionales. Mediante este procedimiento se pueden obtener múltiples imágenes o fotografías del interior del cuerpo humano.

Las imágenes transversales que se generan durante la exploración por TAC pueden ser reformateadas en múltiples planos. Hoy en día incluso se pueden generar imágenes tridimensionales de los órganos, las cuales pueden visualizarse en algún montitos, ser impresas en una placa o en 3D, aunque por lo general suelen ser transferidas a un CD.

Las imágenes que se muestran en a través de un TAC pueden ser de los órganos internos, los huesos, los tejidos blandos o hasta los vasos sanguíneos. Con este tipo de imágenes se obtienen mejores detalles en lugar de las imágenes generadas por Rayos X convencionales, particularmente en el caso de los vasos sanguíneos o los tejidos blandos.

Diagnósticos mediante TAC

Diagnósticos mediante TAC

A través de este procedimiento se pueden diagnosticar una gran variedad de enfermedades de los órganos internos, como por ejemplo:

  • Las infecciones como la apendicitis, pielonefritis o los abscesos.
  • Las enfermedades inflamatorias como la pancreatitis, la enfermedad de Crohn o la cirrosis hepática.
  • Algunos tipos de cáncer y los linfomas.
  • Los cálculos renales.
  • Las lesiones en los órganos y las hemorragias internas.

Por otra parte la exploración por TAC también tiene otros usos:

  • Plantear y evaluar los resultados de alguna intervención quirúrgica, como los trasplantes de órganos por ejemplo.
  • Guiar durante las biopsias, el drenaje de abscesos y otros tratamientos de tumores mínimamente invasivos.
  • Plantear estadificar y administrar adecuadamente los tratamientos de radiación o la respuesta de la quimioterapia.

La exploración por TAC con contraste

La exploración por TAC con contraste

Los materiales de contraste son unas sustancias que son introducidas al cuerpo antes de realizar una exploración por TAC. El objetivo de es de estos es permitir que el especialista pueda observar con mayor claridad las diferencias entre las partes del cuerpo que están siendo analizadas.

La mayor parte de las personas se han sometido a alguna prueba de imagen, como los Rayos X, un TAC, una resonancia o ultrasonido, para poder detectar alguna afección o enfermedad que afecte los órganos interno. Si bien tras pruebas pueden ser bastante útiles para la detección del la enfermedad, muchas veces los resultados de estas no son muy claros.

Por esta razón se suelen emplear algún material de contraste, lo cual es bastante común, pues cuando no se consigue detectar el origen del malestar a primera vista, este material puede ayudar con el diagnóstico.

¿Qué es el material de contraste?

Qué es el material de contraste

Cuando los resultados de una prueba de imagen no son muy claros, los materiales de contraste son una forma de ayudar en la detección. Estas sustancias se introducen en el organismo unos minutos antes de realizar la prueba en cuestión, de esta forma puede extenderse mejor y así proveer una mejor imagen.

El objetivo de los materiales de contraste es que el especialista puede detallar mejor las diferencias que existen en las zonas del cuerpo analizadas. Se puede decir que estas sustancias actúan como una especie de tinte, el cual permite que las pruebas de imagen puedan profundizar a través de una región del cuerpo o no, todo dependerá de cada prueba. De esta forma facilita la observación del interior del cuerpo en base a lo que se necesite para el diagnóstico.

Las sustancias de contraste pueden ser administradas vía oral, inyectados o a través de un enema. Y luego de la prueba, esta sustancia puede ser absorbida naturalmente por el organismo o en su defecto expulsado mediante las evacuaciones.

Por lo general la forma de administrar las sustancias de contraste se relacionan directamente con el tipo de prueba que se vaya a realizar. Si se administra mediante una inyección, es porque la prueba estará centrada en un brazo, pierna u otra región del cuerpo.

Por otra parte, las sustancias de contraste en una exploración por TAC no suelen generar ningún tipo de reacción en el organismo. De igual forma, las pruebas por contraste son totalmente seguras para los pacientes, aunque el especialista siempre suelen aplicar alguna comprobación antes de poder introducir todo el material de contraste. Por lo general, las sustancias de contraste suelen estar compuestas por yodo o sulfato de bario, los cuales son materiales que no son agresivos con el organismo.