Quantcast

Campo: La nueva ley de protección a menores «avanza» una futura especialización en infancia

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha afirmado este jueves que la ley orgánica de protección integral a niños y adolescentes que se está tramitando en el Congreso de los Diputados «avanza» una futura especialización en infancia, familia y capacidad dentro del orden civil.

Campo ha confiado en que esta nueva ley constituya «una importante herramienta» para la garantía de los derechos de niños y adolescentes, destacando que «la ley avanza una futura especialización dentro del orden jurisdiccional civil en infancia, familia y capacidad».

Así, lo ha manifestado durante la inauguración del I Congreso de la Infancia y Adolescencia, organizado por los Colegios de Abogados de Madrid y Barcelona y la Plataforma Familia y Derecho, donde el decano de los abogados madrileños, José María Alonso, ha traslado a Campo «la necesidad de crear la jurisdicción especial de familia», así como la «inquietud» de los operadores jurídicos por el «aparente olvido» de dicha jurisdicción en la nueva ley.

El titular de Justicia ha reconocido que los derechos de los menores «no siempre son atendidos ni como precisan ni como se merecen», lamentando que «la infancia ha sido siempre un objeto del derecho más que un sujeto de derechos», a pesar de que «quienes están en esas edades sufren directamente los conflictos de sus progenitores».

Campo ha defendido que cuando finalmente el conflicto llega a la administración de justicia se debe intentar «minimizar» el sufrimiento de los menores, «velando por que el ejercicio de su derecho a ser oído, y nunca más explorado, se lleve a cabo en condiciones adecuadas a su edad y desarrollo».

En este punto, ha aprovechado para destacar la mediación y otros métodos similares para la resolución de conflictos, recordando que el anteproyecto de la ley de eficiencia procesal del servicio público de justicia conseguirá que «solo unos pocos» asuntos de familia lleguen a los tribunales.

«Ello significará que hemos sido capaces de devolver a las familias su capacidad para algo que nunca debió salir de ahí, gestionar el conflicto, un conflicto que nadie como ellas conoce y nadie como ellas puede solucionar en beneficio siempre de sus hijos y especialmente de aquellos que son menores de edad», ha valorado.

CONTRA LA REVICTIMIZACIÓN

Campo ha recalcado «la importancia de evitar toda revictimización de estas personas que se encuentran en una etapa infantil y de garantizar que su paso por los tribunales se realice con la mayor indemnidad posible».

En la misma línea se ha expresado la fiscal general del Estado, Dolores Delgado. «En el ámbito penal, nos preocupa profundamente la persecución del delito y sus autores, pero atendiendo y protegiendo a los menores cuando han sido víctimas de esos delitos para evitar la doble victimización, la revictimización», ha explicado en el mismo foro.

La jefa del Ministerio Público ha mencionado en concreto «fenómenos delictivos que afectan muchísimo a los niños», como la violencia de género y doméstica, los abusos y agresiones sexuales, el ‘bullying’ o acoso escolar, el ‘grooming’ o engaño pederasta en Internet y el ciberacoso, nuevas formas de delito sobre los que la Fiscalía se está especializando, según ha comentado.

Otra forma de evitar la revictimización, ha apuntado Delgado, es procurar que el derecho de los niños y adolescentes a ser oídos «se ejecute con todas las garantías, disponiendo de los medios necesarios», para evitar «cualquier efecto negativo que un procedimiento pueda generar en un menor».

Delgado ha querido reivindicar además que la Fiscalía cuenta con «grandes especialistas dedicados en cuerpo y alma a los menores» a los que atienden con «empatía y proximidad», algo que ha calificado de «fundamental, teniendo en cuenta las diferentes edades», desde niños muy pequeños a adolescentes.