Quantcast
domingo, 28 noviembre 2021 18:02

El error del Barcelona que ha puesto en bandeja a este crack al Real Madrid

Una vez más, la era de Josep Maria Bartomeu al mando del FC Barcelona vuelve a ser noticia una vez más; pero en este caso para certificar que ha sido, con diferencia, una de las perores dirigencias que ha tenido el equipo catalán en toda su historia. Pese que ya se ratificó a Joan Laporta como el ganador de las elecciones del pasado 7 de marzo y por ende como el nuevo presidente de la entidad blaugrana; aunque el equipo sigue creciendo y mejora tanto en resultados como en su juego; y si bien ya tiene su boleto a la final de la Copa del Rey y sigue luchando por LaLiga Santander, justo a cuatro puntos del Atlético de Madrid; todo eso parece caerse a pedazos cada vez que sale algo que tiene que ver con Bartomeu y una de sus últimos negocios, realmente afectará mucho el futuro del club.

Aunque el equipo este mejorando, las cosas no terminan de funcionar del todo bien y eso queda patente al ver el rendimiento de algunos jugadores. Sin embargo, con la llegada de Laporta la esperanza aumenta, debido a que los fichajes que antes se pensaban que no podrían llevarse a cabo, ahora puede que sean más posibles. La gran deuda que pesa sobre la institución azulgrana de verdad dificulta mucho el panorama; pero el nuevo presidente puede idear un plan para que los refuerzos lleguen y así mantener a un Lionel Messi que lo único que pidió fue un equipo competitivo. La continuidad del argentino está en juego, pero una vez más Bartomeu se traviesa en el camino; porque en uno de sus negocios nefasto se pactó una cláusula que impedirá al Barcelona fichar a un Mohamed Salah que era uno de los objetivos que tenía a tiro en verano.

Bartomeu sigue perjudicando al Barcelona

Bartomeu / Barcelona / Messi
El expresidente sigue fastidiando todo aunque ya no está en el club

El fichaje de Phillipe Coutinho, que realizó Bartomeu, es uno de los peores de todos los tiempos en el Barcelona. El expresidente, desesperado por enmendar la salida de Neymar, se encargó de despilfarrar el dinero de las arcas del club azulgrana; pero ninguno de ellos le salió como esperaba. No obstante, con el fichaje del brasileño sucedió algo terrible, pues Bartomeu aceptó unas serie de cláusulas que elevaron el costo hasta los 160 millones de euros y además perjudicaron al Barça de forma crucial. En Inglaterra se dio a conocer por medio de la prensa que el director deportivo del Liverpool, Michael Edwards, tuvo la inteligencia de pactar una serie de cláusulas muy beneficiosas para los suyos cuando dejó salir a Coutinho y una de las más importantes fue que habría un pacto de no agresión entre ambos clubes hasta el 2022.

Al tener en cuenta esta cláusula se entiende como el fichaje de Geoginio Wijnaldum se cayó el pasado verano. Si bien la falta de dinero tuvo que ver, todo indica que la mayor razón es que nunca pudieron ofrecer nada por él debido a que no podían romper el pacto que tienen con el Livepool y si lo hacían tendrían pagar 93 millones de euros de multa. Con ese panorama también queda más que claro que no podrán hacer una oferta por un Salah que tenía muchas ganas de recalar en el Barcelona y al no poder ir allí tendrá que buscar otras opciones. Según algunos medios, tanto el egipcio como Laporta estaban deseosos de sentarse a negociar; pero todo se ha dañado por un Bartomeu que una vez más vuelve a frustrar los planes del Barça.

Real Madrid podría pescar al egipcio

Salah podría jugar con los balncos

Lo peor de toda está cláusula que se pactó con el fichaje de Coutinho y que impediría que el Barcelona fichara a Salah es que así se lo acerca a su máximo rival: el Real Madrid. Para el egipcio era vital encontrar una salida este verano del Liverpool, pues su deseo es relanzar su carrera en otro club que tenga más oportunidades de ganar, algo con el conjunto red parece que ya no será posible, pues se ha desinflado por completo; en ese caso el Barcelona era su primera opción, al ver que el equipo estaba creciendo, que con Laporta podrían llegar otros fichajes importantes y además que con él las oportunidades de que Messi se quede han aumentado mucho, y ahora todo se ha caído por culpa de Bartomeu y sus nefastos negocios antes de irse de la presidencia.

Con los blancos también pendientes de reforzarse este verano, podría tener una buena oportunidad de pescar a un Salah al que el cambio de camiseta tampoco es que le desagrade mucho. Si bien el Madrid tiene como prioridades a hombres como Haaland o Mbappé, si se da la oportunidad de traer a un gran jugador como el egipcio, que está deseoso de salir y que su opción era venir a España, pues podrían aprovechar para hacer una oferta y negociar por él. Además, si logran hacer buenas ventas con algunos de sus descartes, como Isco o Militao, el dinero para fichar a Salah podría recolectarse sin afectar a los otros fichajes prioritarios. De esta forma el Barcelona perderá una gran oportunidad de atrapar a un gran futbolista y podrá darle las gracias a un Bartomeu que desde afuera sigue haciéndole al club blaugrana.