Quantcast

Qué es el carril VAO

El carril VAO (Vehículos de Alta Ocupación) se encuentra en las salidas y entradas de las ciudades grandes, como Madrid, Barcelona y Granada. Estos carriles están colocados con la finalidad de racionalizar la circulación de vehículos que se dirigen a las grandes ciudades.

En los carriles VAO solo pueden circular un determinado grupo de vehículos como:

  • Motocicletas.
  • Vehículos mixtos adaptables.
  • Turismos
  • Vehículos con una carga máxima que supere los 3.500 kilos.
  • Vehículos destinados al transporte de mercancías peligrosas.

Además de esto también está permitido que circulen coches que cuenten con un distintivo o etiqueta de minusvalía, así como vehículos ecológicos de cero emisiones.

Este tipo de carreteras se trata de una medida empleada para facilitar la movilización y circulación  de vehículos, especialmente en las ciudades que posean un alto volumen de tráfico. El carril VAO es un sistema que se ha empleado desde hace muchos años, pero originalmente fue en los Estados Unidos, California, donde se empezaron a usar durante la década de los 70.

Originalmente en España, la propuesta del Ministerio de Industria era construir carriles VAO a todas las ciudades del país cuyo volumen poblacional superase los 500.000 habitantes. Pero hoy en día solo Madrid, Granada y Barcelona cuentan con estos.

Características del carril VAO

Características del carril VAO
  • Los buses pueden circular por el carril VAO, sin importar que su peso supere los 3.500 kilos o el número de pasajeros que lleve.
  • Los equipos de urgencia también tienen permitido circular por los carriles VAO, ni tendrán que justificar el número de pasajeros que estén a bordo. Lo mismo aplica para los vehículos policiales, bomberos, protección civil, asistencia sanitaria, mantenimiento de instalaciones, salvamento.
  • Los coches eléctricos también pueden circular por los carriles VAO.
  • Todos los vehículos deberá transportar al menos a  2 o más personas, a excepción de las motocicletas.
  • Los furgones, coches con remolque, ciclomotores y los camiones que pesen más de 3.500 kilos tienen prohibida la circulación por estos carriles. De lo contrario, los conductores podrán ser multados por hasta 200 euros.

La finalidad de los carriles VAO es la de reducir la cantidad del tráfico, en las que por lo general se necesitan  cinco coches para movilizar a cinco personas. Además de que así se incentiva a la población a reducir la cantidad de autos circulando por la ciudad y a llenar más los coches con ocupantes.

Beneficios del carril VAO              

Beneficios del carril VAO

Entre los puntos positivos de este tipo de infraestructuras están los siguientes:

  • Incrementa la capacidad de la vía, solo tomando en cuenta a los vehículos de alta ocupación, como los buses VAO. Este tipo de vehículos pueden transportar a más de 2.000 personas cada hora.
  • Concientiza a la población  sobre la movilidad sostenible, fomenta a compartir los viajes en coche y a usar el transporte público. Este tipo de alternativas son sumamente efectivas pues al usar los autobuses, o compartir el viaje con otras personas, podrás hacer uso de un carril con tráfico más fluido en lugar de quedarse atascado en las calles que están congestionadas. Así se asegura una movilidad más sostenible.

Pero a pesar de estas magníficas ventajas para la descongestión del tráfico, y mejorar la fluidez en las grandes ciudades. Hoy en día es muy difícil la construcción de este tipo de carriles, pues son varias las barreras que lo impiden, no solo monetarias, sino físicas también.

La efectividad del carril VAO

La efectividad del carril VAO

Desde que fueron construidos el porcentaje de vehículos con un solo ocupante fue reducido. Por ejemplo en Barcelona, el carril VAO que está en la entrada y va desde las comarcas de Vallés, ha conseguido un gran resultado con respecto a la ocupación de coches circulando.

A pesar de su notoria efectividad, este tipo de carriles son no son infraestructuras sencillas de adaptar y construir. Esto se debe a algunos factores como:

  • La inversión, pues para ello es bastante elevada.
  • Su desarrollo y construcción es bastante lento.
  • Ocupa más terrenos que otro tipo de carreteras.
  • La infraestructura puede generar un impacto negativo a los terrenos y edificios vecinos.

Estas son algunas de las barreras que impiden la creación y el impulso de este tipo de medidas, que si bien son una buena alternativa para reducir la circulación de coches y fomentar la ocupación de los vehículos, estas barreras frenan la propuesta. Es por ello que no hay más carriles VAO en España, aunque se espera que con el tiempo se puedan construir más y así controlar el tráfico de las grandes ciudades.