Quantcast

Cómo limpiar la tapicería, salpicadero y todo el interior del coche

La tapicería y toda la parte interna del coche debe ser punto central cuando de limpieza se trata. Hay quienes se enfocan tanto en la limpieza externa, que la interna la dejan en segundo plano, olvidando que es igual o más importante.

La parte interna del coche debe ser prioridad, pues precisamente es donde solemos ir y nuestro acompañantes.

Lea TAMBIÉN: CÓMO RECUPERAR UNA FOTO O HISTORIA QUE HAS BORRADO DE INSTAGRAM

Es claro que la limpieza de la tapicería y toda la zona interna es un poco meticulosa y hay que estar atentos a todos los detalles. Manchas, suciedad, asientos , entre otros, pero es fundamental hacerla.

La falta de aseo en estas zonas tiende a llamar a los insectos que habitan en la suciedad. Por ello es casi una obligación realizarla periódicamente.

Además de mantener la tapicería limpia, dar un aspecto agradable en la parte interna del coche.

Coche brillante, tapicería limpia y más

Coche brillante, tapicería limpia y más

Hay quienes deciden ir a un autolavado y poner el coche en manos de los expertos, sin embargo, es posible dejarlo brillante tal como si fuese estado en un proceso interno de limpieza.

Solo debes saber cuales son los implementos necesarios, los jabones a utilizar y por dónde comenzar. Cuando se maneja los tres puntos, puedes dejar el coche brillante por fuera y la tapicería reluciente por dentro.

Ahora bien, para arriesgarte a dejar el coche reluciente lo primero que debes hacer es reunir los materiales de limpieza necesarios. Puedes usar cepillos especiales para tapicerías, aspiradora grande y de mano, trapos, eliminadores de olores, disolvente, limpiadores de cuero, acondicionadores, entre otros.

Verifica siempre para qué zona se utiliza cada producto, pues no queremos que haya errores.

Para iniciar, es recomendable empezar a limpiar las zonas superiores y luego termines por las inferiores, para no volver a ensuciar lo que ya está limpio.

Puedes empezar a limpiar con un cepillo el polvo que haya en las rendijas, en las salidas de aire, o en otras zonas pequeñas. Cuando hayas terminado, puedes continuar con la limpieza del salpicadero completo y las consolas. En este punto puedes sirviéndote de un trapo con un limpiador para plásticos hasta que elimines toda la suciedad.

Posteriormente puedes limpiar el interior de los cristales de las ventanas, tal y como limpiarías cualquier otro cristal, con un trapo y un producto limpiacristales. Es lo más recomendable , algunas personas solo utilizan agua y los vidrios del coche tienden a quedar manchados.

Una vez estén limpias las ventanillas y el salpicadero, llega la que quizás es la parte más engorrosa de la limpieza interior del coche: la tapicería.

Limpiar la tapicería y no morir en el intento

Limpiar la tapicería y no morir en el intento

Lo más complicado pero no imposible. Para comenzar, lo primero que debes hacer es aspirarla para eliminar al máximo el polvo y otras partículas de suciedad que se hayan acumulado con el uso.

En este sentido, no solo tendrás que aspirar los asientos, sino también las alfombrillas, que es necesario sacar y sacudir también. El suelo, el techo y cualquier rincón del coche en el que pueda haber polvo y partículas incrustadas.

Cuando la tapicería esté aspirada en profundidad, es el momento de utilizar el producto limpiador de tapicerías para eliminar la suciedad que no sale con el aspirado.

Deberás echar el producto sobre la superficie y después frotar con un cepillo. Después, puedes aclarar con un paño húmedo para eliminar los restos de producto y de suciedad.

Por último, limpia los pedales con un cepillo y producto limpiador, ya que seguramente será una de las zonas más sucias del coche. Cuando termines la limpieza, puedes aplicar acondicionador para mejorar el acabado, y no utilices el coche durante las horas siguientes para dejarlo secar al aire. Listo, coche como nuevo.

Datos extras

Datos extras
  • Agua y amoniaco para limpieza más profunda

Mezcla un par de tapones de amoniaco en un litro de agua.

Moja un trapo que no suelte pelusa en la solución escurre para que no gotee

Frota la tapicería. Sigue las fibras del tejido si nos visibles.

Deja secar la tapicería con las ventanas abiertas.

  • Para manchas profundas

Con solo comer o beber se puede ensuciar la tapicería de tal forma, que los métodos antes citados no son suficientes. Por eso, te dejamos a continuación algunos de los productos recomendados para cada tipo de mancha:

  • Limpiar manchas de comida y bebida

Las manchas de comida pueden ser de las más difíciles de quitar. Las más difíciles de quitar son las de grasa y las proteicas.

Para ambas se pueden usar quitamanchas específicos o especiales. Mayormente en mercados o tiendas de repuestos puedes adquirir estos productos.

  • Manchas de grasa en la tapicería

Retira el sobrante de grasa o aceite raspando con una cuchara y después con un papel absorbente.

Coloca un montoncito de bicarbonato encima para que absorba más aceite y déjalo 5 ó 10 minutos.

Retira el bicarbonato con un cepillo o con el aspirador.

Frota con un paño mojado repetidas veces

Aplica uno de los lavados convencionales.