Quantcast
lunes, 1 marzo 2021 0:25

Sara Carbonero, Tom Brady… besos “de película” protagonizados por deportistas y wags

-

En los últimos tiempos algunas de las noticias que más portadas suelen llevarse son las que involucran a las Wags más sexys del mundo. Sin importar el deporte en el que se desenvuelvan sus parejas, el estatus que tengan o el impacto que generen dentro de las canchas, lo más importante para este tipo de noticias es la sensualidad que tenga la mujer del deportista. Sin embargo, hay ciertas ocasiones en la que ambos pueden lucirse en este tipo de noticias y ser en centro de atención sin ningún lugar a dudas.

Cuando la pasión desborda cada momento o la alegría es tal que no se puede contener, las personas suelen manifestar su cariño con uno de los gestos más universales que existe: los besos. En el caso de las Wags con los deportistas se suelen expresar el cariño cuando obtienen algún titulo, cuando hacen algo espectacular o se les puede ver eufóricos por un triunfo muy importante. Con tantas muestras de afecto que ha había a lo largo de la historia, vale la pena destacar ahora que se acerca el “Día de los Enamorados”, este 14 de febrero; esos momentos en los que las parejas se olvidaron del resto del mundo y decidieron celebrar un triunfo deportivo con esta prueba de amor tan grande.

Ese beso en el Mundial de Sudafricana 2010

Una de las Wags más sensuales del panorama español, sin duda alguna es Sara Carbonero. La esposa de Iker Casillas ya había forjado una respetable carrera en la televisión deportiva; pero acabaría de saltar a la fama por la relación que mantiene con el exguardameta. La más grande prueba de amor que se ha visto en público de ambos sucedió en el Mundial de Sudáfrica 2010 y allí España se proclamaría campeona, con Casillas como el capitán de esa selección. En ese momento la sexy española asistió como reportera de ‘Informativos Telecinco’ y le tocó entrevistar al portero; pero al final la entrevista la sorpresa se la llevaron todos, porque la emoción era tal que Casillas no aguantó y acabó por darle un beso. Un momento épico que quedó para la historia.