Quantcast
domingo, 18 abril 2021 1:05

¡Él o yo! El futbolista que ha puesto un ultimátum al Real Madrid

Tras un temporada en la que el Real Madrid pudo imponerse en LaLiga Santander, pero cayó casi sin oposición en la Champions League y en la Copa del Rey, todos asumieron que grandes cambios se avecinaban. Cierto que remontar de la forma espectacular en la que lo hicieron en el campeonato local, luego de ese parón que afectó a todo el planeta por la pandemia del coronavirus, realmente supuso un esfuerzo encomiable. La fuerza física y la concentración que desplegaron los jugadores, además de la determinación a sacar los resultados; fueron algunas de las características que mostraron. Sin embargo, ante el Manchester City se comprobó que al equipo le faltaba ese punto extra para sobresalir en Europa, por eso Zinedine Zidane tomó nota y pidió algunos refuerzos de cara una temporada que presentaría exigencias similares debido a que la pandemia aún no ha acabado.

El entrenador francés se llevó un fiasco de primera mano al comprobar que los planes de Florentino Pérez iban por otra vía. Concentrado en la remodelación del Estadio Santiago Bernabéu, ahorrando para una posible gran estrella y sin suficiente dinero para invertir en todos debido a la deuda que pesa sobre el club, el mandatario merengue se mantuvo firme y se negó a traerle a Zidane alguno de los nombres que pidió. No obstante, el estratega blanco no se rindió y buscó una solución y para eso pidió que su refuerzo fuera alguien que ya pertenece al Real Madrid, uno de los cedidos, nada más y nada menos que Martin Odegaard. Con el noruego tenía grandes planes tras verlo deslumbrar en la Real Sociedad; pero el entrenador galo al final cambio sus pensamientos que ya dejaron algo bien claro: los dos no pueden estar juntos en el mismo equipo.

Odegaard se niega a volver si está el francés

Zidane
El noruego se siente engañado por Zidane

Para Odegaard fue todo un sueño que el mismo Zidane lo llamara para tratar de convencerlo de que romper su cesión de dos años con el conjunto guipuzcoano era la mejor idea. Según el entrenador francés habría quedado convencido por la calidad que mostró en la primera mitad de temporada con la Real; en ese tramo fue el mejor de toda LaLiga junto a Lionel Messi. Aunque las lesiones lo lastraron un poco, el entrenador merengue confiaba en que los meses de descanso le vendrían bien y que se recuperaría a tiempo para empezar la temporada con el Real Madrid a tope; en ese caso contaría con muchos minutos para desplegar todo su talento, pero ahora para el equipo al cual pertenece su ficha. Sobre el papel fue un plan supremo, el problema es que en la cabeza de Zidane solo pareció durar unos cinco partidos.

Los primeros encuentros los comenzó de titular; pero después iniciaron las inexplicables decisiones de Zidane, esas que hacen salir de un lateral increíble como Reguilón y mantener a Marcelo en la plantilla; la cosa es que está vez la aplicó contra sí mismo al desechar a un Odegaard que él había pedido que volviera. Tras comenzar a quedarse en el banquillo se lesionó y cuando regresó ya contaba aún menos; por ese motivo pidió desesperadamente salir del Real Madrid en este mercado invernal. El Arsenal de Mikel Arteta ahora le está dando acogida, pero el noruego no quiere pasar por más mentiras; así que, tal como comenta ‘Eurosport Inglatera’, habría dejado claro a Florentino Pérez que no volvería si Zidane seguía en el banquillo.

Todo apuntaría a una nueva cesión

Zidane / Reaal Madrid
Odegaard quiere hacerlo bien en el Arsenal

Ahora Floentino Pérez se encuentra envuelto en dilema debido a que sabe que ya Zidane no volverá a contar con el noruego, que pasa a su ya extensa lista de los que no valen, y que el mediocampista se niega a regresar para ser dirigido por alguien que no confía en su calidad. Sin embargo, todo puede resolverse mucho antes gracias al mismo estratega francés; porque su salida del Real Madrid podría estar más cerca. La irregularidad que muestra el equipo, los malos resultados, un estilo de juego inexistente y su negativa de renovar la plantilla pueden colmar la paciencia del mandatario merengue. Hasta ahora se ha mantenido a flote, pero son cada vez más los medios que hablan de un posible despido si se quedan fuera en octavos de final de Champions League ante el Atalanta.

Si bien esa sería la solución a corto plazo, todo indica que Zidane aguantará en el Real Madrid hasta el final de esta campaña. Con la Liga ya casi imposible y ya fuera de la Supercopa de España y Copa del Rey, no queda luchar por otra cosa que no sea la Champions; así que perder allí no cambiaría mucho el panorama negativo, por lo que permanecerá en el cargo. Sin embargo los milagros existen y si decide quedarse un año más al mando, Odegaard tiene claro que buscará otra cesión. Su misión es destacar en el Arsenal para que ellos u otro equipo de nivel se interese en él y así irse cedido; la cosa es que el Madrid deberá renovarlo antes, porque acaba contrato en el 2023. El futuro luce gris y Odegaard ya dejó claro que con él no cuenten si el francés sigue al mando.