Quantcast

Encerrada 5 meses: así es el oscuro y duro pasado de Nagore Robles

La colaboradora de Mediaset Nagore Robles le habló a Jesús Vázquez sobre su oscuro y duro pasado y dice que estuvo encerrada 5 meses en su habitación. Como comentábamos, Nagore Robles se ha abierto en una entrevista con Jesús Vázquez en la que ha hablado desde su dura infancia y adolescencia hasta de su relación con la presentadora Sandra Barneda. Es una de las colaboradoras predilectas de Mediaset, que incluso tuvo la oportunidad de presentar Mujeres y hombres y viceversa, y también una influencer en redes sociales donde tiene más de 1,2 millones de seguidores en Instagram. Poco sabíamos sobre su vida privada más allá de la mencionada relación con Sandra Barneda, pero en esta entrevista, Nagore Robles ha decidido abrirse y contarnos todo sobre ella y también su experiencia en Gran Hermano.

Vamos a ver algo más sobre la entrevista a Nagore Robles y sus declaraciones:

Nagore Robles en The Vázquez Experience

Nagore Robles en The Vázquez Experience

La colaboradora siempre ha sido muy celosa de su vida privada, pero ha decidido sincerarse frente a Jesús Vázquez en The Vázquez experience, un espacio de entrevistas que el presentador tiene en Mtmad. Para comenzar, Nagore Robles ha hablado de su dura infancia, en la que, ni por asomo, pensó en dedicarse al mundo de la televisión:

“Yo a la televisión llegué sin querer. De pequeña quería ser misionera, porque estudiaba en un cole de monjas. Yo en el cole era muy libre, hacía muchas trastadas. Era un cole de monjas, mixto… y yo, menos estudiar, quería hacer de todo. Cuando pedían algún voluntario, siempre estaba yo. Yo intentaba ayudar, yo organizaba cosas solidarias en el cole. Sacamos un montón de dinero. Me dijeron que me fuera a un país desfavorecido, pero no me fui, me dio medio”.

También habló sobre su adolescencia, y como al cumplir la mayoría de edad, la vasca decidió marcharse de su casa. “Me fui de casa porque no me entendía con mi familia. Yo desde pequeña ya tenía la mayoría de edad en mente para irme de casa. Me han enseñado a ser cañera. Más dura que una piedra. En mi casa se oían pocos ‘te quieros’, pocos ‘gracias’, pocos ‘perdones’, pocos ‘lo siento’. Entonces a mí me enseñaron a ser dura, vasca, fuerte, deportista, muy bruta…”.

Por otro lado, y pese a su dura infancia, la colaboradora le reconoció a Jesús Vázquez que siempre fue una persona muy sensible: “Yo era una chica súper sensible, pero sensibilidades las justas. Dejé de estudiar porque no me interesaba. Estaba pensando en otras cosas, estaba despistada. Un amigo mío estaba trabajando en una frutería y me dijo que me fuera a trabajar con él. Dejé de ir al colegio y mi padre me pilló”.