Quantcast

Los peligros de la dieta Scarsdale

Seguramente has escuchado hablar de la dieta Scarsdale. Pues, es de esas dietas que confluyen en la actualidad que no te recomendamos bajo ningún concepto. Y es que, esa búsqueda constante de mejorar el estilo de vida con la alimentación, muchas veces nos puede llevar a grandes peligros que podemos lamentar en menos de lo que nos imaginamos.

A pesar de que últimamente las personas han decidido sumarse a mejorar su calidad de vida desde lo que comen, es importante que no caigas en las manos equivocadas, ya que con la alimentación, y la salud en general no se debe jugar. Es por ello, que te diremos qué es la dieta Scarsdale, y cuáles son sus desventajas a las que te puedes ver sometido si te llegas a apuntar a este régimen alimenticio. Conoce los detalles a continuación.

Qué es y cuándo surge la dieta Scarsdale

Qué es y cuándo surge la dieta Scarsdale

La vertiente central de la dieta Scarsdale así como cualquier otra es la pérdida de peso. Cabe referir que la misma fue creada en el año 1970, y al día de hoy, sigue siendo protagonista en el estilo de vida de muchas personas, que buscan de manera desaforada evidenciar cambios en su cuerpo y con rapidez.

Su línea de acción apunta en todo momento a la reducción en un sentido amplio de los carbohidratos y calorías, mientras que el funcionamiento se tiene en cuenta que puede dar resultados sorprendentes.

En medio de su ejecución, se toman tres comidas, y al menos 4 litros de agua. Estamos en presencia de un dieta alta en proteínas, funge como uno de los planes de salvación para los amantes del cuerpo perfecto. ¿Será sano este proceso? Veamos algunas consideraciones que te avisan que no todo es tan hermoso como se suele ver.