Quantcast

Que la web de tu banco no te time: cómo saber si navegas por la original o no

El mundo del Internet no solo sirve para hacernos la vida más fácil desde el acceso a nuestro banco al entretenimiento, también sirve para cometer actos ilegales que pueden llegar a complicarte mucho la vida. Es por eso que siempre hay que estar preparado y seguir ciertos consejos que harán que disminuya la probabilidad de que caigas en una estafa. Por ejemplo, cuando vamos a buscar en Google nuestro banco, es posible que nos salgan algunas primeras opciones de búsqueda que se parecen mucho a tu banco, pero seguramente puede ser una estafa.

Otras maneras de no caer en el phishing

Las claves para que la web de tu banco no te time cómo saber si navegas por la web original y no por un clon

Hay otras pautas que debemos aprender. Por ejemplo, debemos saber identificar los correos electrónicos que pueden ser sospechosos. Si un correo electrónico tiene una dirección extraña o no encaja con el servicio que has estado utilizando, mejor no entrar.

Si están realizados en idiomas que no conoces mejor no entrar. Si te informan del cese de actividades financieras y nunca habías recibido algo así, mejor no entrar. Tampoco entrar en sorteos ni ofertas económicas. Y para concluir, siempre es bueno tener un anti-virus que nos pueda ayudar en estas situaciones.