Quantcast

Por qué la meditación te va a hacer un narcisista y egocéntrico

En los últimos años la meditación se ha desprendido en buena medida del aire místico y religioso que solía tener. Ahora es más habitual que reciba el nombre de mindfulness, o simplemente ejercicios y técnicas de meditación, relajación y respiración. Ya es muy común escuchar a psicólogos y profesionales sanitarios recomendar la meditación como una forma de paliar dolencias mentales como la ansiedad, la depresión o el estrés. También han quedado ampliamente probados sus beneficios para conseguir un estado de salud más equilibrado, por aquello del “mens sana in corpore sano”. 

Existen evidencias científicas de peso que aseguran que es eficaz para eliminar el estrés y la ansiedad. Tal vez el más concluyente de estos estudios sea el titulado “The effect of mindfulness meditation training on biological acute stress responses in generalized anxiety disorder”, publicado por un grupo de psicólogos, psiquiatras y neurólogos en la revista Psychiatry Research. Según los datos recogidos por los investigadores, el mejor remedio contra la ansiedad se consigue con varias semanas de meditación intensiva. Pero, todo hay que decirlo, es necesario no fliparse, pues investigaciones recientes apuntan a que las personas que practican meditación tienden a ser un pelín más narcisistas que la media y a creerse espiritualmente superiores.

Volverse un egocéntrico

meditacion

“An Exploration of Spiritual Superiority: The Paradox of Self‐Enhancement” es el título de la investigación, que ha sido publicado en la revista European Journal of Social Psychology. Y es que, efectivamente, se trata de una inesperada paradoja. “Se supone que estas actividades espirituales están encaminadas a la mejora del individuo”, dicen en el texto los autores, pertenecientes a la Universidad de Radboud, en la ciudad holandesa de Nijmegem. “Pero en realidad tiene el paradójico efecto de incrementar los sentimientos de superioridad espiritual”.

Parece que la práctica de este tipo de actividades “opera igual que otras herramientas de automejora y contribuye a crear un sentimiento de autoestima basado en los logros espirituales. Sucede que estos métodos cuya motivación está dirigida a disminuir y trascender el ego, al final terminan poniéndose al servicio del ego del individuo que las practica”. Así habla la profesora Roos Vonk, directora del estudio, quien asegura que estas prácticas están relacionadas con los sentimientos de superioridad respecto a los demás.