Quantcast

Qué es el día de la marmota

El Día de la Marmota es una tradición que se originó como fiesta religiosa en Europa, llegándose a popularizar en Estados Unidos y Canadá. En numerosos pueblos de esas ciudades, el día 02 de febrero se convierte en centro de atención las marmotas. Pues, según la tradición, si la marmota al salir de su madriguera al amanecer ve su sombra, esto significa que el invierno será prolongado por otras 6 semanas. Pero si en caso contrario, la marmota no ve su sombra, quiere decir que la primavera llegará pronto.

Esta tradición está muy arraigada en la costa oeste de los Estados Unidos, siendo en este lugar en donde la tradición es más popular, y por lo cual, hace más revuelo todos los años, sobre todo en Punxsutawney, Pennsilvania. Es principalmente en la región noreste del país donde inició este oráculo natural, debido al origen germano de la misma.

En Punxsutawney, la marmota que se utilizó para este ritual, fue bautizada como Phil, siendo llamadas todas las demás de igual manera, hasta la actualidad.

Historia de la tradición de la marmota

Historia de la tradición de la marmota

Es en el siglo XVIII, en donde se sitúa el origen del día de la marmota, cuando un gran número de alemanes emigró al nuevo mundo, asentándose en Pensilvania. Los colonos alemanes llevaban consigo la idea del “erizo meteorólogo”, aunque debido a la abundancia de las marmotas decidieron cambiar al erizo. El 02 de febrero de 1887 en un pueblo de Pensilvania se llevó a cabo la primera celebración del Día de la Marmota en Estados Unidos, con la finalidad de que sirviera como indicio a los granjeros para constatar, si era un buen momento o no, para cultivar el campo.

Esta tradición se ha mantenido en el tiempo, ya que, el Día de la Marmota se ha ido transformando, en una celebración cada vez más relevante y mediática. Días antes de que salga la marmota, los pueblos donde se celebra esta festividad, suelen realizar fiestas y homenajes a este roedor, convirtiéndose en un atractivo turístico para miles de personas.

Curiosamente, a la marmota se le ha llamado desde el inicio Phil, nombre que se sigue utilizando en la actualidad, cabe destacar que las predicciones han acertado una de cada diez veces. Sin embargo, el entusiasmo que ha generado dicha celebración aunado a su interés cultural e histórico hacen que esos aciertos pierdan importancia

Relación de la tradición con el origen cristiano

A esta festividad se le otorga un origen cristiano, dada la relación del día 02 de febrero, mismo en que se conmemora el Día de la Candelaria. En esta fecha los sacerdotes de Europa, bendecían las velas y las repartían entre la población. Con relación a la marmota, se comenzó a popularizar la creencia de que, si ese día el cielo se presentaba despejado, se viviría un segundo invierno, por consiguiente, el frío duraría otras seis semanas.

El hecho que esta festividad se celebre el 02 de febrero, es motivado a que es el ecuador del invierno. Esto significa que las noches de enero se van acortando, mientras que los días a principios de febrero tienen una hora más.  Por consiguiente, la Candelaria marcaba el momento de volver a sembrar los campos, luego de dejar atrás la primera mitad del invierto, la cual era más fría y oscura, pero se debía tener la certeza antes de sembrar.

2 de febrero en España

2 de febrero en España

El 2 de febrero, el dia de la Luz, llamado así pues es el día de la fiesta de la Candelaria o Purificación de María, festividad que se celebra en los pueblos de Andalucía interior, de Extremadura, y especialmente, en las Islas Canarias, ya que, presuntamente en Tenerife se apareció la Virgen a principios del siglo XV. Y se denomina el Día de la Candelaria, por la procesión nocturna de las velas, la cual la caracteriza.

Curiosamente, el 2 de febrero está exactamente en mitad del invierto, entre el solsticio de invierno (21 de diciembre, el día más corto del año), y el equinoccio de primavera (21 de marzo). Además, es el día de cierre oficial del período navideño, el cual comienza el 8 de diciembre.

Los días son más largos, por lo que se celebra el triunfo de la luz, tras haber superado la oscuridad. Por consiguiente, representa una fecha clave estacional, pues a través de la sabiduría popular, entre las personas del campo, hacían referencia que, dependiendo del tiempo que hacia ese día, marcaba el de los 45 días restantes del invierno. Por lo que desde hace siglos, los agricultores esperan este día para saber si  podían o no iniciar la siembra.

Esta creencia popular estaba afianzaba a que la Candelaria, de algún modo representaba el anticipo de la primavera. Aunque en España a falta de marmota, se utiliza un refranero, el cual dice “Si la Candelaria llora, el invierno está fuera; si no llora, ni dentro ni fuera”. Lo que se traduce que, si amanece nublado, la primavera llegará pronto.