Quantcast

Aprende a hacer tu propio roscón de Reyes

El roscón de Reyes es ese elemento imprescindible en la mesa del 6 de enero, cuando ya los Reyes Magos han pasado por los hogares. Esta tradición es originaria de Europa pero su popularidad ha llegado a cientos de países, en especial a los de Latinoamérica.

Se dice que el roscón o la rosca de Reyes, simboliza un pasaje bíblico conocido como Epifanía en el que los Reyes se encontraron con el niño Dios. Estiman que esta tradición surgió en Francia durante la edad media, donde las personas tenían la costumbre de elegir un rey para las fiestas.

Para elegir a este rey de las fiestas, se hacía una rosca de pan dulce adornada con frutas y dentro se escondía una haba. Quien la consiguiera era proclamado de forma simbólica rey de la velada.

Con el pasar de los tiempos, se fue cambiando las razones de su creación y aparentemente cada país adoptó su propio concepto. De hecho, en México el roscón de Reyes tiene adentro un pequeño muñeco de niño Jesús, y no una haba (como era tradicionalmente).

Se dice que aquella persona que consiga este muñeco, deberá ofrecer una fiesta el Día de La Candelaria, otra celebración mexicana que se hace el 2 de febrero. En otros países esto no tiene ninguna simbología y aunque también realicen el roscón con un muñeco dentro, aquel que lo consiga simplemente es un ‘suertudo’.

Roscón de Reyes otro dulce navideño

Roscón de Reyes otro dulce navideño

Aunque el roscón de Reyes sea conocido como un pan dulce tradicional de enero, la realidad es que es considerado un dulce más pos navideño. Es justo el broche de oro de las fiestas navideñas y le da la bienvenida al nuevo año.

Lea TAMBIÉN: LA RECETA PARA HACER UNOS MAZAPANES CASEROS DELICIOSOS

Su preparación es sencilla y aunque tradicionalmente se hacía con higos y dátiles, la preparación cambia de acuerdo a cada país. Pues cada uno le da su toque y algunos reemplazan los higos por frutas confitadas, pero sigue siendo el mismo roscón de Reyes delicioso.

A continuación te mostraré cómo hacer un clásico roscón de Reyes pero con un toque de almendras y frutas escarchadas. Recuerda que igual puedes hacerlo a tu gusto, lo único que cambiará es la cobertura.

Paso a paso para hacer un delicioso roscón de Reyes

Paso a paso para hacer un delicioso roscón de Reyes

¿Qué necesitas?

  • Harina de fuerza 400 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente 70 g
  • Azúcar 100 g
  • Huevos 2
  • Ron 20 ml
  • Agua 100 ml
  • Leche 30 ml
  • Ralladura de naranja 1
  • Levadura prensada 20 g
  • Agua de azahar media cucharadita
  • Sal
  • Almendras en láminas
  • Fruta escarchada
  • Azúcar granulado
  • Muñeco de niño Jesús (opcional)

Preparación

Disuelve en un envase la levadura en agua templada.

Coloca en un bol grande 350 g de harina y realiza un hueco en el centro, allí añadirás el azúcar y la levadura, ron, leche, ralladura de naranja , agua de azahar y la mantequilla.

Mezcla todo ligeramente y luego añade uno de los huevos, la pizca de sal y continúa mezclando con las manos o con ayuda de una espátula.

Cuando tengas todos los ingredientes integrados, coloca la masa en una superficie previamente enharinada.

Allí comenzarás a amasar hasta que obtengas una masa elástica y no se quede pegada en la superficie.

Puedes añadir harina poco a poco en caso que sea necesario pero solo si es necesario. Recuerda que no puedes dejar la masa demasiado seca.

Cuando tengas lista la masa, realizada una bola grande y procede a hacerlo un agujero en el centro. Poco a poco y con mucho cuidado, estira y ve agrandando para darle forma de roscón. Aquí puedes hacerla tipo bola o estirar la masa en forma de barra gruesa y hacer como especie de un anillo. Pero debes fijarte que no quede muy delgada.

Procede a colocarla en una bandeja y tapa con un paño para que repose durante al menos una hora.

Precalienta el horno a 200ºC y mientras procede a pintar el roscón con un huevo batido. Justo en este momento le puedes colocar la fruta escarchada, las almendras y el azúcar granulado. En caso que decidas colocar el muñeco del niño Jesús , puedes hacerlo ahora presionando un poco la masa e insertas. También puedes hacerlo cuando este listo y lo insertas por debajo del roscón.

Cuando tengas decorado el roscón, procede a meter en el horno durante 15 a 20 minutos. La superficie debe quedar dorada.

Deja enfriar en una rejilla a temperatura ambiente y listo.

Toques personales

Toques personales

Recuerda que no es obligatorio el muñeco del niño Jesús y tampoco es específica la cobertura. Puedes jugar con ella y agregarle frutas confitadas o naranjas, también puedes decorar con almendras y azúcar glas o piñones, incluso puedes rellenar con crema. Todo será de acuerdo a tu creatividad y gusto.

Para presentar en la mesa puedes añadirle una corona hecha con cartón o puedes teñir con fondant con colores a tu gusto. También puedes colocar hojas de acebo o flores navideñas.

Puedes acompañar con una buena taza de café o chocolate caliente, o si prefieres un vaso de leche también es válido.