Quantcast

El Banco Central de Chile empeora sus previsiones económicas

El Banco Central de Chile ha empeorado este miércoles sus previsiones económicas para el país, pasando de una caída del Producto Interior Bruto (PIB) de entre 4,5% y el 5,5% proyectada en septiembre a una de entre el 5,75% y el 6,25%, debido a la evolución menos favorable de las medidas sanitarias, la recuperación más lenta de la actividad y las huellas que ha dejado la crisis.

Con respecto a 2021, el banco ha estimado un crecimiento de entre el 5,5% y el 6,6%, mientras que para 2022 prevé un repunte de entre el 3% y el 4%.

En su informe de política monetaria, el organismo ha explicado que todos estos factores han incidido de manera negativa en el dinamismo de la recuperación, afectando no solo a la demanda agregada, sino también a la capacidad de respuesta de la oferta.

Por otra parte, el banco ha incidido en que el escenario económico tanto local como internacional sigue determinado por la evolución de la movilidad de las personas y con su relación con la pandemia de Covid-19. Asimismo, ha advertido de que el escenario macroeconómico sigue mostrando más incertidumbre que lo normal, con proyecciones muy condicionadas a la evolución de la pandemia y sus efectos en los ingresos de hogares y empresas.

En este contexto, el informe sostiene que la actividad económica continuará con una senda de recuperación gradual y proyecta que en torno a 2022 la economía retomará los niveles de septiembre de 2019.

«El escenario proyectado considera que la evolución de la pandemia permitirá mantener niveles de movilidad mayores a los de mediados de este año, y que durante 2021 se avanzará en el proceso de vacunación de la población, acorde con lo señalado por las autoridades», ha añadido el texto.

De su lado, el análisis realizado por el banco central ha destacado que la retirada de los ahorros de pensiones aprobada por el Gobierno tendrá un efecto relevante en el consumo y las actividades ligadas al comercio durante el próximo año.

Asimismo, ha afirmado que el estímulo fiscal seguirá siendo positivo, acorde con el presupuesto aprobado, y que la economía chilena recibirá un impulso externo algo mayor a lo contemplado anteriormente, con un precio del cobre que rondará los 3,15 dólares (2,60 euros).

El instituto emisor estima que el consumo privado aumentará en torno al 11% en 2021, después de caer un 7% en 2020.

Con respecto al mercado laboral, el análisis sostiene que los últimos datos disponibles muestran una recuperación de cerca de un tercio de los puestos de trabajo perdidos durante la pandemia. Sin embargo, subraya que el aumento del empleo ha sido más lento en el sector servicios, donde la mano de obra es más intensiva.