Quantcast

Esto es lo que pasa si bebes una taza de café antes de ponerte a trabajar

El café mañanero es un ritual imperdonable para buena parte de los trabajadores. Somos millones los que, si no nos tomamos una buena taza de café nada más empezar el día, no podemos ni plantearnos ponernos a funcionar. El café es de algún modo la gasolina de los trabajadores modernos, el remedio contra los madrugones, las prisas y el cansancio crónico. Y el de por la mañana, nada más levantarse, es solamente el primero de los muchos que luego van a entrar en el organismo a lo largo de la jornada laboral. 

Precisamente por este carácter que tiene el café de ser una de las sustancias más consumidas por el ser humano moderno, abundan las investigaciones científicas acerca de su efecto en el cuerpo humano. Para cualquiera que siga la actualidad científica, es raro el mes en el que no se publiquen dos o tres investigaciones. ¿Es cierto que el café produce insomnio?, ¿qué efectos tiene sobre el estómago?, ¿cuáles son las mejores circunstancias para disfrutar de un café?, ¿qué pasa cuando nos tomamos una taza de café antes de ponernos a trabajar o a hacer ejercicio? A esto último ha intentado responder un experimento llevado a cabo en una universidad británica.

Mejora el rendimiento

cafe

Según dicho estudio parece que la taza de café ritual no solamente nos ayuda a despertarnos por la mañana y a estar bien espabilados. Y es que siguiendo los datos obtenidos por los investigadores, parece que empezar el día metiendo cafeína en vena podría hacer que mejoremos de forma notable nuestro rendimiento tanto en el trabajo como en nuestra rutina de deporte y ejercicio físico.

Para llegar a dichas conclusiones, un equipo de investigadores de la británica Universidad de Coventry reclutó a modo de muestra a 46 ciclistas aficionados. Dichos ciclistas tenían la costumbre de entrenar entre una y tres veces por semana, y a todos ellos se les hizo un seguimiento sobre la cantidad de café que tomaban. Aunque el dato depende de varias cuestiones, en general la media de ingesta de café en Reino Unido anda alrededor de las dos tazas diarias.