Quantcast

Por qué tu iPhone 6, 6S y 6S Plus te va a «regalar» 189 euros

La marca tecnológica de la manzana mordida con sede en Cupertino, Apple, se ha convertido en un referente mundial. Cada uno de sus lanzamientos paralizan el mundo de la tecnología y principalmente los teléfonos móviles. Hace poco han salido al mercado los nuevos modelos de iPhone, el 12, el 12 Mini, el 12 Pro y el 12 Pro Max. Cada vez que salen a la venta nuevos móviles y nuevos sistemas operativos, uno de los modelos antiguos queda «obsoleto», es decir, que no acepta el nuevo sistema operativo y se queda anclado en una versión. Realmente no es algo que nos obligue a cambiar de móvil, ya que podría seguir utilizándose bastante tiempo, pero en esta ecuación entra en juego la conocida obsolescencia programada y las malas prácticas. Por ello, vamos a ver por qué tu iPhone 6, 6S y 6S Plus te va a «regalar» 189 euros.

La marca creada por Steve Jobs y Steve Wozniak allá por los años 70 se ha visto acusada en estos últimos años varias veces por temas relacionados con la obsolescencia programada y malas prácticas para que sus clientes comprasen sus nuevos terminales móviles. Estar en la cúspide hace que te lluevan críticas por todos lados, y Apple está en lo más alto.

Veamos qué es la obsolescencia programada y el problema con los iPhone 6:

El iPhone 6

iPhone 6

En Apple, cuando un dispositivo se queda bastante atrasado y salen nuevos modelos, este dispositivo llega un momento en el que no recibe las actualizaciones nuevas. Es decir, se puede seguir usando pero no recibirá actualizaciones. Este hecho ocurrió hace cuatro años, concretamente con el modelo 6, 6S y 6S Plus de iPhone cuando llegó la versión 10.2.1 de iOS, sistema operativo de Apple. De repente, los clientes que tenían este móvil vieron cómo la ejecución de las tareas más simples de su móvil se ralentizaban hasta niveles exagerados. Muchos de estos propietarios pensaron que el móvil se les había quedado viejo, por lo que optaron por comprar los más modernos. Eso es justo la obsolescencia programada.

Hubo algunos propietarios estadounidenses que se habían comprado hacía poco el iPhone 6 por su bajo precio con respecto a los nuevos modelos, y al sufrir la obsolescencia programada no se quedaron callados e interpusieron demandas contra Apple. La empresa de Cupertino decidió solucionar el problema de forma extrajudicial y pagó 500 millones de dólares a los usuarios afectados de forma que reconocía que había dañado sus terminales de forma deliberada. En cuanto esto sucedió Apple sacó nuevas actualizaciones del sistema que eliminaron todos los problemas que tenían los terminales. De hecho, actualmente con el sistema operativo iOS 14 y el iPhone 12 en el mercado el iPhone 6 sigue funcionando y recibiendo actualizaciones.