Quantcast

La receta para hacer un puré de patatas de rechupete

El puré de patatas es uno de los acompañamientos más frecuentes para algunos platillos como lo son las carnes o los pescados, siendo especialmente popular en las cocinas del norte de Europa. Puede que conozcas la receta para el puré de patatas, pero no la receta para este delicioso puré de patatas que es de rechupete, pero para tu suerte podrás aprender a cómo prepararlo.

Tradicionalmente el puré de patatas consiste en moler o triturar patatas cocidas y mezclarlas con otros ingredientes, como especias o condimentos. Pero lo que hace de este poste al acompañante por excelencia es su rico sabor y su particular textura.

Ingredientes

Patatas para el puré

Para poder preparar el puré de patatas perfecto vas a necesitas las siguientes cosas:

  • 1 kilo de patatas.
  • 60 gramos de mantequilla
  • 100 mililitros de leche entera.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación

Preparación del puré de patatas

Lo principal para preparar un buen puré de patatas es la cocción de estas, ya que entre más tiernas queden, mejor será la textura resultante, sin contar que facilitará su preparación.

  1. Hay quienes retiran la piel de la patata antes de cocinarla o la pican en trozos para facilitar su cocción. En este caso se le dejará la piel para que no se pueda filtrar agua dentro de la patata y afecte la textura durante su preparación.
  2. Primeramente pon a hervir las patatas en un gran cazo. Asegúrate de que el agua cubra con totalidad las patatas. Por otra parte, intenta que todas las patatas tengan el mismo tamaño, de esta forma todas se cocinarán de forma uniforme y al mismo tiempo.
  3. Generalmente el tiempo de cocción ideal es de 30 minutos, aunque esto dependerá también del tamaño de las patatas.
  4. Una vez transcurrido el tiempo podrás cerciorarte si están listas al pincharlas con la ayuda de un tenedor. Si son fáciles de penetrar pero al mismo tiempo no se deshacen, están al punto.
  5. Ya listas las patatas, procede a escurrirles el agua
  6. Luego, con un cuchillo bien afilado, y aprovechando que aún están calientes/tibias, retírales la piel con cuidado de que se te quede algún trozo pegado en esta.
  7. Hecho esto llegará el momento crucial del puré de patatas: la trituración, de esto dependerá la textura suave, cremosa y sin grumos que debes obtener al final. Hay quienes usan un tenedor para este trabajo, pero lo ideal es usar un triturador de patatas para que así evites dejar trozos grandes al final. Pero recuerda no excederte en este paso ya que puedes maltratar el almidón dentro de las patatas y afectar la textura final.
  8. A continuación te quedará agregar la mantequilla,  lo ideal es que esté a temperatura ambiente para que se funda más rápido y sea más sencillo incorporarla al puré.
  9. Para incorporar la leche, lo ideal es dejar que se atempere en caso de estar refrigerada, este ingrediente le dará ese toque cremoso que se busca obtener con esta preparación.
  10. Finalmente añade la sal y listo, tendrás un perfecto puré de patatas cremoso y suave para poder acompañar tus platillos.

Lo ideal es que esta preparación sea servida recién hecha, así que para aprovechar mejor su textura y sabor, lo más recomendable es que sea la última preparación de tu menú.

Conservación de puré

Conservación del puré de patatas

La mejor forma de conservar caliente este puré de patatas es con un baño María a fuego bajo, por supuesto con la precaución de cubrirlo con un poco de papel film o un paño de cocina, de esta forma podrá mantenerlo en su mejor punto para aquellos que quiera repetir unos cuantos bocados más.

Por otra parte también puedes almacenarlo en el refrigerador por hasta 48 horas después de haberlo preparado, por supuesto usando papel film para protegerlo o con un recipiente que tenga una tapa hermética, de esta forma evitarás que el puré se reseque.

En caso de que quieras volver a servirlo una vez lo hayas refrigerado, lo mejor es usar el baño María para esto, añadiéndole además una pequeña cantidad de leche para que se rehumedezca. Evita usar el microondas ya que podrías estropear el puré de patatas al resecarlo.

Algunas variaciones

Variaciones del puré de patatas
  • Puede preparar un puré de patatas de diferente al añadir un huevo, esto no solo hará aún más cremosa la textura del puré, sino que también le dará una gran cantidad de proteínas al platillo.
  • Un buen queso rallado le aportaría un sabor diferente, o también puedes añadirle algún otro aliño  como el perejil fresco, el tomillo,  el romero o la albahaca, por supuesto todo muy bien picado.

Estas son solo algunas ideas, puedes desatar tu creatividad al experimentar con otros sabores y aportes que puedan mejorar el gusto de tu puré de rechupete y al mismo tiempo del resto de tu menú.

Un último consejo para tu salud es que debido al alto índice glucémico que contienen las patatas, es por ello que debes tener esto en cuenta al momento de consumir elevadas cantidades de puré o de manera frecuente, en especial aquellas personas que padecen de diabetes o algunas enfermedades metabólicas.

¿Cómo te ha quedado tu puré de patatas? ¿Te ha gustado? ¿Cómo mejorarías su sabor?