Quantcast

De Sara Carbonero a Alejandra Rubio: las influencers que más dinero ganan

El mundo es injusto en muchas ocasiones, en muchas más de las que nos gustaría reconocer. Y especialmente doloroso, reconozcámoslo, son las injusticias relacionadas con el dinero, el trabajo y los sueldos. Uno puede pasarse años y años estudiando Medicina o preparándose unas oposiciones para labrarse un futuro y, de pronto, le da por encender la televisión o meterse en Instagram…Cuesta creerlo, pero hay gente ganando millonadas, las llamadas “influencers”, por hacerse fotos y vídeos para subirlas a sus redes sociales.

Por supuesto que hay niveles dentro de los influencers, y cada uno tiene un caché diferente. Pero lo que es incuestionable es que se trata de una “profesión” que, en líneas generales, reporta enormes beneficios económicos a quienes viven de ella. Y, por supuesto, todo sin apenas mover un dedo. Basta con sonreír, posar para la foto, cambiar un poco el gesto…¡Y a facturar! Estas son algunas de las influencers más cotizadas y con unos salarios más desproporcionadas.

Dulceida

influencer

Tal vez Aida Domenech haya sido de las primeras influencers como tal en nuestro país. No influencer de rebote, por haber sido antes cantante, actriz o modelo, como es el caso de muchas. Sino influencer como ocupación única y absorbente de toda su actividad profesional. Esta catalana de 31 años ha trabajado para algunas de las marcas más importantes y conocidas del país, sobre todo en el sector de la moda.

Sus tarifas, por supuesto, son bastante elevadas. De todas las publicaciones que hace, aproximadamente un cuarto es contenido publicitario. Dulceida tiene fama de ser una influencer exigente, que estudia muy bien los contratos, y que cobra unos 6.000 euros por dos anuncios semanales. Haciendo cuentas, sale a unos 750.000 facturados cada año. Casi nada. A eso habría sumarla, por supuesto, el dinero que cobra por campañas de publicidad en otros medios, derechos de imagen, programas de televisión…