Quantcast

Jorge Javier Vázquez: las veces que ha metido el dedo en la llaga para conseguir audiencia

Es indudable que Jorge Javier Vázquez es uno de los presentadores más exitosos de la televisión. El catalán se podría considerar el Rey Midas de Telecinco, ya que todo lo que toca lo convierte en oro y por este motivo, la cadena le otorga la responsabilidad de presentar multitud de programas.

Sálvame fue el comienzo de la era dorada de Jorge Javier Vázquez. Nadie daba un duro por este programa en sus inicios, ya que como él mismo dijo en su primera emisión reunía lo mejor de lo peor. Visto el éxito que había tenido a los mandos de este programa, la cadena le ofreció presentar ‘Supervivientes 2011’ y desde ese momento no ha parado de liderar formatos en horario de máxima audiencia.

A presentar las galas de ‘Supervivientes’ y ‘Sálvame’, tanto en su edición de las tardes como las de los sábados por la noche, se sumaron las galas de ‘Gran Hermano VIP’. En los últimos meses, Jorge Javier Vázquez también ha presentado ‘La casa fuerte’ y ‘La última cena’, todos con un notable éxito.

EL CASO MAINAT

Fuente: Mediaset

El intento de asesinato de Josep María Mainat sacudió a la opinión pública. Su mujer, Ángela Drovowolsky, le había inyectado insulina provocando que el productor de televisión entrara en coma diabético. Detrás de este hecho se escondía una trama rocambolesca en la que tenían cabida las drogas, la prostitución, el dinero y un divorcio conflictivo.

Para intentar esclarecer algo sobre este asunto, Jorge Javier Vázquez entrevistó a Alina, una mujer que había salido de la casa gritando ante los medios de comunicación y después fue metida para dentro a la fuerza. Esta chica rusa era la pareja de Gabriel, el escort del que se había enamorado la mujer de Mainat.

Jorge Javier Vázquez le pregunto a Alina si había participado en tríos y orgías con Ángela o si corría la droga en la casa de Mainat, entre otras cosas igual de escabrosas. El presentador tenía que hacer muchos esfuerzos para que la rusa se explicara con detalles, ya que Alina era muy parca en palabras.