Quantcast

Las fotos que desmontan el mito del cuerpazo de Blanca Suárez

Por fortuna a veces, y por desgracia en otras ocasiones, las cosas no siempre son lo que parecen. En el mundo del espectáculo, la televisión, el cine y la moda se vive sobre todo de apariencias. No importa tanto lo que algo sea como lo que parezca. Que luzca bien en las fotos, básicamente, y quede buen tipo en la pantalla. A ese mundo pertenece la actriz Blanca Suárez, una de las grandes intérpretes de nuestro país que lleva casi quince años apareciendo en múltiples series, películas y obras de teatro.

Ha triunfado con su trabajo en El barco, El Internado, Las chicas del cable o Tiempo después, la última película del célebre director José Luis Cuerda. También hemos visto a Suárez unas cuantas veces ocupando portadas de revistas, pues su físico pasa por ser espectacular y quitar el hipo. Y desde luego que lo es. Pero tal vez no hasta el punto que sale en las películas y en las revista de moda. Y es que hay fotos para desmontar ese mito de la perfección. Nadie es perfecta, al fin y al cabo, y conviene reconocerlo cuanto antes.

Solidaridad con la actriz

blanca-suarez

Tanto las revistas del corazón como los programas del ramo se pasaron días y días con las fotos para arriba y para abajo. Se convirtió en tema de debate nacional si era procedente que Blanca Suárez tuviese una forma física como la que se ve en las fotografías. La actriz madrileña, y con razón, acabó hasta el gorro del temita: “Soy la primera que me río de mí misma, tengo mis stories que son para verlos, pero soy una persona…”.

Ante la avalancha de opiniones, críticas e insultos contra Suárez, los seguidores de la actriz respondieron. En las redes empezó a moverse el reto #ItsMyPapada, o esta es mi papada, con la que muchos usuarios, sobre todo mujeres, subían una foto mostrando su papada en solidaridad con el ensañamiento con Suárez. Nadie es perfecto, insistimos, ni está en posición de criticar a otros por su aspecto físico.