Quantcast
domingo, 18 abril 2021 7:14

Los jugadores con los que el Barcelona quiere hacer caja

-

El FC Barcelona está con la mira puesta desde ya en el mercado de fichajes de invierno, con la idea de reforzarse de cara al tramo fuerte de la campaña en la que Ronald Koeman tiene más que claro que no podrán obtener títulos importantes si no llegan las piezas necesarias para ello. En ese sentido el conjunto blaugrana hizo la mitad de la tarea en verano al deshacerse de algunas piezas, que ya fuera que debieran salir o no, de igual forma contribuyeron a ese deseo de renovación; pero la otra parte no se cumplió, porque con esas piezas fuera debieron llegar otras y eso no paso.

Los problemas económicos del conjunto azulgrana dificultaron mucho el margen de maniobra de una directiva que tampoco es que se esforzara por resolver la situación. Más interesada en salvarse ellos mismos, Bartomeu y sus dirigentes dejaron caer al club en un agujero del que ahora intentarán salir en enero. El plan es recaudar fondos con algunas ventas para así poder ir con todo para contratar a jugadores como Memphis Depay, Eric García o Georginio Wijnaldum; y según comenta el diario ‘Sport’, cuatro son los son los hombres que están en la puerta de salida para lograr ese objetivo.

Junior Firpo tiene mercado

Barcelona
El lateral no es tomado ni como suplente de Jordi Alba

Otro de los activos por los que el Barcelona espera sacar una buena cantidad es Junior Firpo. El lateral izquierdo está condenado por un Koeman que no piensa otorgarle ni una mínima oportunidad. Si con Valverde y Quique Setién casi ni veía minutos, con el neerlandés quedó claro que la cosa iría a peor; porque en los partidos en los que Jordi Alba estuvo lesionado, él no fue el elegido para sustituirlo. El entrenador culé prefirió cambiar de banda a un recién llegado como Sergiño Dest en lugar de poner a su reemplazante natural.

Al hispano-dominicano le ha quedado más que claro que debe buscarse la vida en otro lugar. Lo único que cuenta a su favor es que tiene mercado en varias ligas importantes, pero el problema es que el Barça no piensa dejarlo ir por menos de 30 millones de euros y esa cantidad no es muy realista a lo que están dispuesto a pagar los otros clubes. A pesar de eso en Italia el Nápoles y el Inter de Milán están interesados.