Quantcast

Estos son los trucos que funcionan para quitar el hipo

Todos conocemos esa sensación. De pronto, sin que entendamos muy bien por qué, empezamos a hipar sin poder parar. Es siempre un momento incómodo y que, aunque no vaya a suponernos ningún problema serio de salud, nos urge atajarlo lo antes posible. ¿Y quién no ha oído decenas, tal vez cientos de trucos que, se supone, ayudan a combatir el hipo y cortarlo de raíz?

Lo cierto es que no existen muchos estudios científicos que hayan analizado en detalle esta cuestión. No hay nada definitivo que nos permita garantizar por qué de una forma sí y de otra forma no. Pero sí que hay trucos más o menos útiles y eficaces para acabar rápido y de forma segura con esa sensación tan molesta del hipo. 

¿Por qué tenemos hipo?

hipo

Antes de saber cómo solucionarlo, no está de más saber exactamente qué es el hipo y por qué se produce. El hipo surge tras una contracción rápida e involuntaria del diafragma, un músculo esencial para la respiración, mientras estamos cogiendo o expulsando aire. 

Dichas contracciones hacen que las cuerdas vocales se cierren y, por lo tanto, aflore ese sonido tan característico. En resumen, el hipo aparece cuando el diafragma, un músculo situado en la base de los pulmones, justo debajo de ellos, se contrae y se ve constreñido por el cierre de la glotis.