Quantcast

Un 17% de los conductores admite que ‘wasapea’ al volante: esta es la sanción a la que te enfrentas

Uno de cada seis conductores españoles (concretamente, un 17%) confiesa que utiliza el teléfono móvil para escribir o leer ‘wasaps’ mientras está ante el volante y algo más de la mitad (el 52%) reconoce que supera los 110 km/h en las carreteras secundarias, cuando la Dirección General de Tráfico (DGT) unificó el pasado enero a 90 km/h límite genérico en estas vías.

Estos datos figuran en una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a 1.125 conductores de entre 25 y 79 años, a quienes consultó sobre determinadas conductas de riesgo asociadas a una conducción imprudente.

El uso de aplicaciones de mensajería instantánea en el teléfono móvil, como WhatsApp, es uno de los últimos frentes abiertos en la línea de trabajo de la Dirección General de Tráfico (DGT), hasta el punto de que este organismo vigila desde el pasado abril su uso al volante a través de 216 cámaras y tiene listo un anteproyecto de ley, al que tuvo acceso Servimedia, por el que pretende sancionar con la detracción de seis puntos (en lugar de los tres actualers) a quienes conduzcan utilizando el teléfono móvil con la mano.

De la encuesta de la OCU se desprende que un 17% de los conductores españoles admite que a veces o a menudo escribe en el teléfono móvil mientras conduce.

Además, la mayoría de los conductores consultados reconoce que supera el límite de velocidad si van con retraso (74%) y van a más de 110 km/h en una carretera secundaria (52%).

Conducir a más de 140 km/h en autovía (46%), ponerse ante el volante tras haber bebido un poco (43%), ir a más de 70 km/h en ciudad (39%), hablar por el móvil sin dispositivo de manos libres (24%), pasar en rojo un semáforo si hay poco tráfico (17%) y conducir tras haber consumido una gran cantidad de bebidas alcohólicas (6%) son otras conductas de riesgo admitidas por las personas encuestadas.

Sin embargo, la encuesta de OCU revela que no todos los conductores se comportan de la misma forma, puesto que mientras que un 49% de los hombres de 25 a 39 años encuestados fueron multados en el último año, apenas lo fueron un 19% de las mujeres de esa misma franja de edad. Además, la siniestralidad es igualmente alta entre los mayores de 60 años.

EXCESO DE VELOCIDAD

Entre los conductores encuestados, la multa más frecuente durante los últimos cinco años fue por exceso de velocidad (50%), sancionada con 132 euros de media, seguida por aparcar mal (17%), estacionar en una zona urbana regulada con tique (13%).

La OCU consideró llamativo que las sanciones relacionadas con la ingesta de alcohol y el uso del móvil durante la conducción apenas sumen un 2% de las multas impuestas en el último lustro, así como que el número de sanciones en carreteras secundarias representen sólo un 26%, cuando ambas conductas de riesgo están detrás del 55% de los fallecidos en accidente de tráfico.

Además, consideró que estos datos revelan «una preocupante falta de control en carreteras convencionales y sobre conductas especialmente peligrosas, como la ingesta de alcohol o el uso del móvil».

AFÁN RECAUDATORIO

Por otro lado, las multas municipales (sobre todo por aparcar en zonas restringidas a residentes) suponen ya má de la mitad de las que reciben los conductores en la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana o Cataluña, tras lo cual, según la OCU, puede haber «un fin recaudatorio» por parte de los ayuntamientos.

A la luz de los resultados de la encuesta, la OCU propuso más medidas de control en las carreteras convencionales con una mayior presencia policial y de radares en zonas de alta siniestralidad, mejorar el firme, equiparar la retirada de puntos entre las conductas temerarias (como hablar por el móvil o conducir borracho o drogado) y más campañas educativas en seguridad vial.

(SERVIMEDIA)