Quantcast

El retraso en el ‘streaming’ aumenta la frecuencia cardiaca como una película de miedo

Las pausas o retrasos durante una reproducción de un vídeo en un móvil aumentan la frecuencia cardíaca de media un 38%, el equivalente a ver una película de miedo. Así lo revela el informe Ericsson Mobility Report MWC, basado en mediciones de la actividad cerebral, movimientos oculares y el pulso de los usuarios mientras completaban diferentes tareas viendo vídeos en ‘streaming’.

Así lo recordó este lunes, Día de ‘Streaming’, la Universidat Oberta de Catalunya (UOC). “Estamos acostumbrados a obtener la información en el momento y a que nuestra interacción, sobre todo en sistemas digitales, sea sin retraso: tenemos muy poca tolerancia a la demora”, afirma el neurocientífico y profesor de Ciencias de la Salud de la UOC Diego Redolar.

“Esta es una respuesta normal ante una situación que incrementa la resistencia del sistema nervioso, el usuario está esperando y esa espera lo angustia, el vídeo va lento y esto hace que se active el sistema nervioso simpático y se desencadene ese tipo de cambios fisiológicos”, señala Redolar. Según el estudio, los niveles de estrés provocados por las pausas en la reproducción se asimilan a la situación de estrés que supone ver una película de miedo.

“Cuando comenzó Internet, los módems de 56 kB tardaban 2, 3 o 4 minutos en cargar una página web. Esto ahora es impensable para quienes no son nativos digitales y para quienes sí lo son. Estas generaciones más jóvenes están aún más acostumbradas a la inmediatez y no solo en la tecnología, se han construido en base al ‘right here, right now’ desde pequeños y por tanto tienen menores niveles de tolerancia a la tardanza”, advierte el profesor.

Uno de cada tres hogares españoles con acceso a internet está suscrito, como mínimo, a una de las distintas plataformas audiovisuales de pago en reproducción en línea o ‘streaming, según indica un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

(SERVIMEDIA)