Compartir

Dos personas hicieron volar por los aires un cajero automático el sábado cerca de una sucursal bancaria de Oschadbank, en la capital ucraniana de Kiev, e inundaron la calle con  cientos de billetes de diferente valor, informa  ‘Kiev Informator‘.

La deflagración fue tan potente que ocasionó daños en el interior del banco y en la fachada del edificio, los testigos aseguraron que comenzó a llover dinero del cielo.


Según los responsables del banco, los cacos lograron hacerse con un botín de 250.000 grivnas ( unos 10.000 euros), aunque los daños materiales ocasionados superan con creces esta cantidad.