Compartir

El torero Morante de la Puebla desataba un sinfín de comentarios este fin de semana al sacar un pañuelo y secar las lágrimas de dolor de un toro al que iba a matar. El polémico gesto tenía lugar durante una corrida en la plaza de la Maestranza, en el marco de los festejos de la feria de Sevilla.

El diestro llegó a acariciar al animal que tenía varias banderillas clavadas sobre el lomo antes de completar la faena, lo que despertó el aplauso del público asistente, y al mismo tiempo todo un torrente de críticas e insultos en las redes sociales donde llegaron a descalificarle como psicópata o sádico.

La presidenta del partido animalista PACMA, Silvia Barquero, también compartía el vídeo de 14 segundos de duración para reclamar el fin de la tauromaquia: “Solo una mente retorcida y perversa sería capaz de torturar a un animal hasta que la sangre le chorree por las patas y limpiar con un pañuelito una brizna de su cara. Disimula el torero mal su espeluznante carencia de empatía”.