Compartir

Una mujer ha sido detenida en el estado norteamericano de Florida acusada de intento de homicidio y privación de la libertad de un hombre al que intentó castrar a mordiscos en la habitación de un hotel, informó el jueves la policía en un comunicado.

Priscilla Vaughn, de 29 años, fue arrestada el pasado 19 de mayo tras ser encontrada con la boca llena de sangre mientras “gruñía” y “rugía” después de haber atacado a un hombre en un hotel de Orlando, en el centro de Florida, al que causó graves daños en el pene y los testículos.

La noche de los hechos, un oficial respondió a una llamada de emergencia por un caso de “agresión agravada” en un hotel de la ciudad estadounidense. Cuando llegó al lugar, encontró la puerta de la habitación cubierta de sangre.

“Al entrar, observé una mujer desnuda (…) rodando de un lado a otro en el suelo de la habitación, gritando y gruñendo”, relató uno de los policías en su informe, quien aseguró que la habitación era un caos y estaba llena de sangre.

La víctima, un hombre de 30 años, tenía “severas heridas de mordedura” en diferentes partes del cuerpo.

“Su escroto estaba muy lacerado por otra mordedura, causando evisceración testicular. También tenía una laceración significativa en el pene por otra herida de mordida”, según consta en el auto policial.

La víctima habría contacto con la mujer, quien ejercía la prostitución, a través de un sitio web, y en el hotel consumieron alcohol, marihuana y MDMA antes de disfrutar de una noche loca de sexo.

Según su testimonio, durante una felación Vaughn comenzó a morder sus partes íntimas de manera agresiva.

Fue una mujer hospedada en la habitación contigua quien dio aviso a las autoridades tras escuchar el escándalo.

La mujer y el hombre fueron trasladados a un hospital.