Compartir

Telefónica vuelve a la carga y ya está informando a sus clientes de que subirá los precios de buena parte de sus productos a partir de enero con el objetivo de “mejorar servicios” y “estar constantemente invirtiendo”.

La operadora aumentará en un 33% el establecimiento de llamadas móviles de Fusión 0, que no incluye llamadas ilimitadas, que pasarán de 30 a 40 céntimos de euro.

En los paquetes sólo fibra, que no incluyen telefonía móvil, es decir Movistar Fibra Óptica de 100 MB y 600 MB, la subida será de 3 euros a partir del 5 de enero.

En el caso de las tarifas de fibra y fijo se encarecen las relativas al móvil, y se justifican por una mayor presencia de datos. Los nuevos precios entrarán en vigor el 19 de enero.

La subida también afectará a los servicios y bonos asociados a la línea fija, a partir del 26 de enero. Recuperar los mensajes del Contestador costará 24,20 céntimos por llamada frente a los 18,15 céntimos actuales; y el desvío de llamaras se incrementará 50 céntimos hasta los 3,50 euros.

En cuanto a los bonos fijo-móvil que ofrecen un cierto número de minutos en llamadas también subirán, en el caso de los de 30 minutos, de 7,2 a 9 euros; y los de 60 minutos, de 14,4 a 18 euros, mientras que bajarán los de 50 y 90 minutos.

Telefónica por tanto eleva el precio de fijo de sus servicios, salvo en las ofertas convergentes, aunque, a nadie se le escapa que con la próxima incorporación de Netflix en Telefónica-Movistar, a partir de la primera quincena de diciembre, la operadora azul podría volver a hablar de subidas.