Quantcast

El Real Jardín Botánico expone 30 cultivares de calabaza para dar la bienvenida al otoño

El Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) ha diseñado por quinto año consecutivo la muestra de una selección de 30 cultivares de calabaza que han crecido en la huerta para dar la bienvenida al otoño con un objetivo educativo y divulgativo y así dar a conocer más información sobre este producto, más allá de su relación con la fiesta de Halloween.

Los visitantes podrán disfrutar de cultivares curiosos como ‘bip max’, ‘maza de Hércules’, ‘Peter Pan’ o ‘cabello de ángel, o la tradicional ‘calabaza del peregrino’, toda una institución para el RJB-CSIC dentro de la variedades de ejemplares por la historia que encierra y a la que los más pequeños llamen ‘cantimplora’ o ‘pera gigante’.

La exposición es para todos los públicos y estará visible en la huerta del jardín durante las próximas semanas hasta que los ejemplares seleccionados ya no estén en condiciones de ser expuestos. Una vez terminada la muestra, las calabazas sobrantes se donarán a comedores sociales.

El centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) explica que la calabaza es una herbácea rastrera y trepadora, de la familia de las cucurbitáceas. En zonas de la huerta próximas a la exposición, se pueden ver calabazas que se han desarrollado colgadas de los arcos y guías.

Según su uso, se clasifican en comestibles (para humanos y ganados) y ornamentales. Las plantas cuyo fruto es comestible son anuales. Normalmente se emplean en cremas, guisos, potajes o guarnición. La variedad, de color blanco con dibujos verdes y forma esférica más o menos alargada, se la conoce como ‘confitera de cidra’. Con su pulpa se prepara el cabello de ángel.

Comentarios de Facebook