Quantcast

Un hombre enfrenta a 12 años de cárcel acusado de mantener relaciones con una menor

Un hombre de 36 años se enfrenta a 12 de años de prisión por supuestamente mantener relaciones sexuales continuadas con una menor de 14 años. Es lo que le pide el Ministerio Fiscal que le acusa de un delito continuado de abusos sexuales. La Audiencia de Jaén ha acogido el juicio en la que el acusado, R.G.G., lo ha negado todo y ha atribuido la denuncia a “una trama” de la madre de la menor.

La menor, ahora con 17 años, es la hija de la que fuera jefa del acusado en una cafetería de Andújar (Jaén) donde él trabajaba como camarero. Según el Ministerio Fiscal, los hechos se remontan a enero de 2018 cuando el acusado inició una relación con la menor, entonces de 14 años. Fue la madre de la menor la que denunció los hechos cuando su propia hija le confesó la relación sentimental.

Durante el juicio, el acusado ha negado todos y cada uno de los extremos de la denuncia. “Nunca la llevé a mi casa” y “no tuve en ninguna ocasión relaciones completas”, ha dicho el acusado al tribunal que le ha juzgado. Asimismo, ha señalado que conoció a la menor en la cafetería y que nunca supo la edad de la misma.

Para el acusado, la denuncia responde a “una trama” de la madre después de que él fuera capaz de “levantar” el negocio de la cafetería mientras que la pareja de ella no fue capaz de hacerlo. “Me tenía tirria, no me podía ni ver”, ha apuntado R.G.G.

La menor ha declarado en el juicio protegida por un biombo. Ha señalado que su primera relación sexual fue con el acusado, que fue él el que le pidió el número de teléfono para empezar a hablar y quedar, y que durante meses vivieron una relación sentimental y de amistad.

Ha subrayado que las relaciones sexuales siempre fueron consentidas y que ella nunca se sintió ni intimidada ni coaccionada. “En ningún momento me ha obligado a nada”, ha dicho la menor al tribunal.

“Quedábamos fuera de la cafetería, íbamos normalmente a su casa”, ha relatado la joven, que también ha contado cómo el acusado le dijo en varias ocasiones que “no veía oportuno que estuviéramos juntos por mi edad, que tendríamos que esperar”. Ha añadido que incluso se plantearon dejar la relación hasta que ella cumpliera 18 años, pero que se descubrió todo.

Sobre si el acusado sabía o no la edad de la menor, la chica ha señalado que la sabía “perfectamente” ya que incluso estuvo presente en la celebración de su 14 cumpleaños en la cafetería, donde ella acudía habitualmente con su uniforme escolar y su mochila.

Fue una tía de la menor la que dio la voz de alarma a la madre cuando una noche la vio cenando en una hamburguesería con el acusado y los dos hijos de éste. A preguntas de la madre, la menor acabó reconociendo una relación sentimental con el acusado.

La madre de la menor ha declarado que la relación con el acusado siempre fue “buena”, que nunca hubo problemas en el trabajo y que cuando su hija confesó la relación R.G.G. ya no trabajaba para ella porque decidió cambiar de empleo.

“Denuncie al enterarme de que mi hija de 14 años había tenido relaciones con un hombre de 37”, ha dicho la madre, al tiempo que ha insistido en que presentó la denuncia para “proteger” a su hija que era “una niña”. La madre ha reconocido haberse sentido “traicionada” por el que fuera su empleado y con el que “nunca tuve ningún problema porque en el trabajo todos éramos como familia”.

Además de los 12 años de prisión, el Ministerio Fiscal le reclama diez años de prohibición de acercarse y comunicarse con la menor y una indemnización de 6.000 euros por los perjuicios morales ocasionados a ésta. Por su parte, la defensa ha abogado por la libre absolución del acusado.

Comentarios de Facebook