Compartir

El incendio originado a primera hora de la mañana en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) se salda finalmente con tres muertos: una mujer, su hijo de tres años y un bebé de pocos meses.

El fuego se inició a primera hora de este jueves en el domicilio donde se encontraban los tres. Todo apunta, según las primeras investigaciones, que podría deberse a una sobrecarga eléctrica.

Los bomberos tuvieron que acceder al edificio por la fachada para rescatar a los fallecidos, mientras que otras dos personas tuvieron que ser atendidas por los servicios de emergencia por inhalación de humo.