Compartir

El precio del diésel se ha encarecido un 8,7% desde inicios de 2019, pese a que en los últimos días este carburante se ha abaratado ligeramente, mientras que la gasolina, que encadena once semanas al alza, ha subido un 8,3% desde enero.

Además, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Servimedia, con respecto a hace un año, el diésel es también un 7,7% más caro, mientras que la gasolina es un 3,3% más costosa.

En concreto, el precio de la gasolina se sitúa esta semana en los 1,278 euros por litro, un 0,79% más cara que hace una semana, cuando costaba 1,268 euros.

En el caso del gasoil, el precio de esta semana es de 1,228 euros por litro, un 0,16% menos que los 1,23 de la última referencia.

Con los precios de la última semana, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 70,29 euros, 55 céntimos más que la semana anterior, mientras que un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 67,54 euros, 11 céntimos menos que en la referencia anterior.

El importe medio de ambos carburantes en España sigue por debajo tanto de la media de la Unión Europea como de la zona euro. En la última semana, en la UE-28 el precio de la gasolina se situó en 1,396 euros por litro, mientras que el del diésel lo hizo en 1,351 euros. Asimismo, en la zona euro el precio de venta al público del litro de gasolina se fijó en 1,433 euros por litro y el del gasoil en 1,346 euros.