domingo, 9 agosto 2020 5:26

Los autónomos declaran entre 8.000 y 12.000 euros menos que los asalariados y pensionistas, según Gestha

Los autónomos declaran a Hacienda unos ingresos entre 8.000 y 12.000 euros por debajo que los de los asalariados y pensionistas, según denunció este martes el sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha.

El sindicato puso el foco en que casi la mitad de los autónomos, más de 1,5 millones, declara ganar menos de 12.000 euros anuales, lo que implica que “pueden existir motivos ocultos” que provoquen esta situación, según los técnicos.

Del total de autónomos que hay en España, poco más de un millón no tributaron, ya que su bajo nivel de renta no les obliga a pagar IRPF. Por otro lado, 543.255 declararon pérdidas, por lo que tampoco tienen obligación de declarar. Sin embargo, de ese medio millón que declararon pérdidas, 201.308 sí tributaron por rentas no empresariales como las del capital o los alquileres por la explotación de un patrimonio inmobiliario acumulado previamente.

El dato que hizo saltar las alarmas en Gestha es que casi uno de cada cinco autónomos con trabajadores a cargo declara de media menos ganancias que por las que tributan sus propios empleados. En concreto, de las estadísticas se desprende que 3 millones de empleados cobrarían más que sus propios jefes, “como si ser un trabajador de perfil medio o un pensionista fuese más rentable que ejercer de empresario o profesional”, alerta.

El sindicato aprecia una incongruencia entre la rentabilidad declarada por el negocio y la contratación del personal al comparar los casi 150.000 autónomos con beneficios de casi 22.000 euros y entre 3 y 5 empleados, frente a los más de 13.000 empresarios con beneficios de casi 46.000 euros y más de 20 empleados.

Los técnicos de Hacienda compararon las estadísticas del IRPF correspondientes a la serie histórica y observaron que el diferencial entre las rentas declaradas por empleados y empleadores se ha ido ensanchando ininterrumpidamente y de forma bastante significativa desde 1993. Su brecha aumenta, en concreto, en la última década desde 2008 a 2017 en 1.343 euros respecto de lo que declara el profesional y empresario en estimación directa y 3.979 euros respecto del empresario en estimación objetiva no agropecuaria.

Para reducir paulatinamente esa brecha y engrosar la recaudación del Estado, Gestha reclama a la Agencia Tributaria que, al igual que ha hecho en el caso de las empresas, envíe cartas informativas a los autónomos que estén por debajo de las ratios de la media de su sector económico en el territorio. Asimismo, reclama a Hacienda que, a continuación, “inicie las investigaciones pertinentes a aquellos que evidencien mayores señales de fraude y no hayan presentado declaraciones complementarias”.

SUPRESIÓN DEL RÉGIMEN DE MÓDULOS

Los técnicos remarcan que, en líneas generales, la brecha resulta casi 3.000 euros superior en el régimen de módulos, en el que hoy en día tributan menos de 1,3 millones de autónomos. El resto, que supone más del 60%, ya lo hace en el régimen de estimación directa, por lo que Gestha se dirigirá al futuro titular de Hacienda para que derogue de forma paulatina el régimen de módulos durante la próxima legislatura.

En este sentido, propondrá al Ministerio de Hacienda una transición gradual en cuatro fases. En la primera -en 2020- recomendarán que no se prorroguen los límites excluyentes anteriores a la reforma fiscal de 2014, por lo que quedarían a la mitad de los vigentes; en la segunda -en 2021-, que excluya de este régimen a quien emita facturas a otros empresarios o profesionales por más del 25% de sus ingresos (actualmente el 50%); que a partir de 2022 se excluya a los microempresarios no agrarios; y que, finalmente, en 2023 se derogue definitivamente el régimen de la Estimación Objetiva por signos, índices y módulos.

BRECHA POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Por comunidades autónomas, los datos ofrecidos por Gestha muestran que las mayores diferencias entre las rentas declaradas en el régimen de módulos por asalariados o pensionistas y autónomos se localizan en la Comunidad de Madrid, donde el trabajador declarar ingresar 19.456 euros por encima del empresario.

En esta clasificación le seguirían Cataluña, con una diferencia retributiva de 14.514 euros, y Asturias (12.496 euros). Por el contrario, las regiones donde esta brecha resulta menos acentuada son Extremadura (6.045 euros), Murcia (7.662 euros) y Andalucía (8.163 euros).

Artículos similares