Quantcast

Julio aparca el calor intenso tres días antes de otro fin de semana tórrido

El episodio cálido de finales de junio aflojará con la llegada de julio, que comenzó este miércoles y traerá un descenso térmico de hasta 12 grados en el norte peninsular antes de que las temperaturas vuelvan a repuntar el fin de semana hasta superar los 40 grados en el sur.

“Julio comienza con un ligero y pasajero alivio en cuanto a las temperaturas”, señaló este miércoles Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

No en vano, junio se despidió este martes con 41,0ºC en Villarrobledo (Albacete); 40,4ºC en Montoro (Córdoba), y 40,0ºC en Toledo. Los termómetros llegaron este lunes a 41,4 en Écija (Sevilla) y 41,3 en Montoro.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que julio dará un momentáneo respiro al calor sofocante, puesto que las temperaturas bajarán entre este martes y este jueves o viernes 12 grados en Vitoria, 11 en Burgos, 10 en Logroño y 8 en Bilbao, Ourense y Pontevedra.

Sin embargo, el calor volverá a repuntar de nuevo el fin de semana, con 10 grados más en Vitoria; nueve en Badajoz, Burgos, Logroño y Ourense; ocho en Pontevedra y Zaragoza, y siete en Bilbao, Lugo, Palencia y Salamanca. Los termómetros podrían reflejar este domingo 41ºC en Badajoz y Córdoba, y 40 en Sevilla.

MIÉRCOLES A VIERNES

Por otro lado, Del Campo indicó que las temperaturas bajarán este miércoles salvo en las regiones bañadas por el Mediterráneo, donde subirán “bastante”, en contraposición al norte peninsular, donde descenderán hasta cinco grados respecto al martes.

Los termómetros llegarán a 40 grados en zonas de Valencia (litoral sur), Murcia (vega del Segura) y Almería (Valle del Almanzora y Los Vélez), áreas que están con el aviso naranja por riesgo importante para la salud si se hacen actividades al aire libre.

Del Campo comentó que los termómetros seguirán a la baja el jueves (sobre todo en el norte de la península) y el viernes (en la fachada mediterránea), de manera que remitirá el calor intenso del área levantina. “El viernes ya sólo se superarán los 35 grados en puntos de Extremadura, Andalucía y Murcia”, indicó.

El jueves y el viernes podría haber tormentas en puntos del este peninsular, que serían localmente fuertes en el Pirineo catalán y el entorno del Sistema Ibérico.

FIN DE SEMANA

Por otra parte, Del Campo subrayó que las temperaturas volverán a ascender este fin de semana en todo el país, con una subida de cinco a 10 grados, según las zonas, de manera que volverá el “calor intenso de pleno verano” en la mayor parte de España. Los termómetros reflejarán más de 35 grados en amplias zonas del interior peninsular y más de 40 en el valle del Guadalquivir.

“Las madrugadas también serán calurosas. Se registrarán noches tropicales (esto es, cuando los termómetros no bajan de 20 grados) a orillas del Mediterráneo, la cuenca del Ebro, el centro y el sur de la península”, añadió.

Se trata de temperaturas diurnas que el fin de semana, especialmente el domingo, se situarán entre cinco y 10 grados por encima de lo normal, y nocturnas de hasta cinco grados por encima de lo habitual en el suroeste peninsular.

PRÓXIMA SEMANA Y RESTO DEL MES

Esta situación de calor y pocas lluvias probablemente continuará a comienzos de la próxima semana, aunque con un ambiente más seco en el norte peninsular. “En buena parte del resto del país se alcanzarán los 34 o los 36 grados, y se rondarán de nuevo los 40 grados en los valles del Tajo, el Guadiana y el Guadalquivir”, apostilló Del Campo.

Respecto a Canarias, el calor también se notará en el archipiélago en los primeros días de julio, especialmente en medianías del sur, donde se podrán superar los 34 o los 26 grados; este episodio cálido podría incrementarse incluso a partir del domingo o el lunes.

“Este calor parece que podría tener continuidad a lo largo de todo julio, pues los modelos de predicción mensual muestran temperaturas por encima de lo normal durante prácticamente todo el mes, especialmente en las dos Castillas, Madrid, Extremadura y Andalucía”, indicó Del Campo.

El calor será probablemente menos intenso, lo que no quiere decir que el ambiente vaya a ser fresco, en las regiones mediterráneas.

“En principio, no se esperan muchas lluvias para el mes de julio, aunque siempre existe la posibilidad de que se produzcan las típicas tormentas de verano, con chubascos locamente intensos”, concluyó.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook